DURANTE LAS VACACIONES DE NAVIDAD

Mette-Marit se rompe el coxis esquiando

  • La esposa de Haakon de Noruega se ha caído al bajar del telesilla en la estación de Uvdal, a 200 kilómetros de Oslo.

La princesa Mette-Marit, la esposa del príncipe Haakon de Noruega.

La princesa Mette-Marit, la esposa del príncipe Haakon de Noruega. / LISSE ASERUD (EFE)

1
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO

Aunque las Navidades ya han concluido, ahora ha trascendido que una de las 'royals' europeas ha pasado las fiestas convaleciente tras sufrir un accidente en una estación de esquí. La realeza europea es muy dada a disfrutar de la nieve y de los deportes como el esquí durante sus vacaciones invernales. Este año, y debido al coronavirus, no todas las casas reales europeas han podido viajar a Aspen o St. Moritz debido a las restricciones. Pero este no ha sido el caso de la familia real noruega, que no ha tenido que salir de las fronteras de sus país.

Si el año pasado fue la princesa Estelle de Suecia la que se rompió un brazo en una pista de esquí, este año le ha tocado a Mette-Marit, según informan diarios como 'Se og Hor'.

La princesa, de 47 años, se desplazó junto a su marido, el príncipe heredero de Noruega, Haakon, y sus hijos (Ingrid Alexandra y Sverre Magnus) a la estación de esquí de Uvdal, a unos 200 kilómetros de Oslo. Ella es sin duda la que más disfruta de este deporte, del que es una gran experta. Tanto es así que ha compartido algún vídeo en Instagram. Hace un año subió un vídeo que había grabado su propio hijo.

Fue en las pistas de Uvdal donde ocurrió el accidente. Según cuenta la prensa noruega, Mette-Marit estaba junto a su hija bajando del telesilla cuando se les engancharon los esquís y ella terminó cayendo al suelo. Fue traslada a un hospital, donde certificaron que se había roto el coxis. Tras un noche ingresada, recibió el alta.

Noticias relacionadas

Tras las celebraciones navideñas, Mette-Marit y su familia tuvieron que cambiar sus planes de esquí por una estancia más tranquila en su casa de casa de campo de Skagun, cerca de la capital.

Aunque del accidente ya han pasado unos días, la noticia ha trascendido ahora porque la princesa ha hablado en una entrevista sobre la muerte de su cuñado, Ari Behn, de la que se ha cumplido ya un año. "Era una persona a la que yo quería mucho, mucho. Luchó de la forma que quiso y finalmente optó por terminar con su vida. Es muy duro", ha afirmado.

Temas

Noruega