Espectáculo aplazado hasta el sábado

Rafael Amargo: "De mi casa nunca se va nadie con más droga de la que llevó"

El bailarín niega ante la juez que sea un narcotraficante y que en su casa solo hay "mucha alegría"

El bailarín Rafael Amargo, durante la rueda de prensa en el Teatro La Latina.

El bailarín Rafael Amargo, durante la rueda de prensa en el Teatro La Latina. / Luca Piergiovanni (EFE)

Se lee en minutos

El estreno del espectáculo 'Yerma', del bailarín Rafael Amargo, que estaba previsto para este viernes, ha sido pospuesto hasta este sábado a las 18.00 horas, según han informado fuentes del Teatro de la Latina, de Madrid. La cancelación ha sido acordada por la productora de la obra y por los responsables del recinto tras la detención del artista, que ha negado ante la juez ser un narcotraficante: "De mi casa nunca se va nadie con más drogas de las que llevó".

'Yerma' se tenía que haber estrenado hoy pero la detención el martes de Amargo por su presunta implicación en una organización dedicada al tráfico de drogas impidió la celebración del espectáculo. Amargo fue puesto en libertad el jueves por la noche tras dos días detenido, y a su salida de los juzgados de la Plaza Castilla aseguró que su intención era cumplir con la fecha inicial del estreno. "Tengo que estar mañana en el estreno de mi obra", afirmó en declaraciones a los medios. El bailarín granadino ha acudido este viernes por la mañana al teatro para ensayar y preparar el estreno.

"Soy más que inocente, por eso estoy aquí. No puedo dar un paso atrás, es mi compañía y lo que quiero es dar tres pasos hacia delante", ha explicado el bailarín durante una rueda de prensa en el teatro, en la que ha estado acompañado de todo el equipo artístico y de su abogado Cándido Conde-Pumpido. Amargo ha confirmado que a partir de este sábado se estrena su obra, inspirada en el texto de García Lorca y espera que "esté a reventar durante los próximos dos meses". El artista ha confirmado que esta presentación ha sido "una cosa bastante delicada", razón por la cual se ha hecho acompañar de su abogado para "hablar de las cosas del juicio".

El artista no ha esquivado finalmente preguntas sobre su detención por tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal. "Con el tiempo se va a demostrar lo demostrable, que soy más que inocente, porque sino, no estaría aquí. Estoy bien y esto me anima a trabajar con más fuerza y a respetar más mi trabajo y con ayuda de profesionales", ha defendido.

Pasaporte retirado

Amargo, de 45 años, fue detenido a la salida de un ensayo en el teatro y junto a otras tres personas, entre ellas, su mujer, Luciana Bongianino, y el productor Eduardo de los Santos. En el registro de su casa, la policía halló 60 gramos de metanfetamina, 20 gramos de ketamina y 6.000 euros en efectivo, según informaron fuentes de la investigación.

Tras negarse a declarar el miércoles ante la policía, fue trasladado a los juzgados. El fiscal pidió prisión provisional comunicada sin fianza para el bailarín y para su mujer, pero a última hora fue puesto en libertad por la titular del Juzgado de Instrucción número 17. La jueza impuso como medidas cautelares a los cuatro detenidos la retirada del pasaporte, la prohibición de salir de España y la obligación de acudir los días 1 y 15 de cada mes al juzgado.

Los cuatro serán investigados por un delito de tráfico de drogas y otro de pertenencia a organización criminal, según fuentes jurídicas, que recuerdan que esta calificación penal es inicial y podría variar según se vayan practicando las correspondientes diligencias de investigación en el marco de la instrucción judicial.

Las drogas y los artistas

Los cuatro arrestados en la denominada 'Operación Corax' han entregado este viernes sus pasaportes, según ha explicado el abogado de Amargo, Cándido Conde-Pumpido Varela (hijo del que fuera fiscal general del Estado). El bailarín negó ante la juez que traficara con drogas: "De mi casa nunca se va nadie con más drogas de las que llevó", le dijo en su declaración. Sostuvo que en su casa únicamente había "mucha alegría".

El bailarín argumentó que había algunas drogas en su casa porque los artistas a veces utilizan esas sustancias para mejorar su creatividad y algunos allegados las consumían allí porque en su casa no era posible.

Su abogado se mostró satisfecho con la puesta en libertad del artista, sobre todo porque la acusación de organización criminal suele conllevar cárcel. "La policía hace una novela, una película de ciencia-ficción en algunos casos, y el juez puede verlo de forma crítica", ha advertido, asegurando que Amargo solo podría ser acusado en todo caso de menudeo ocasional.

Sobre las conversaciones intervenidas por la policía en las que los investigados hablan de consumir drogas, el abogado ha destacado que la Fiscalía hizo hincapié en el interrogatorio en que los cuatro lo hacían sin esconderse, y ha sostenido que "no se tenían por qué esconder porque no están vendiendo". "Que no seas una organización criminal hace que no te ocultes, que hables así y digas vamos a coger antes de que cierren las fronteras, no vaya a ser que nos quedemos sin nada y nos encierren hasta mayo... cuando eres consumidor y tienes por delante una pandemia haces acopio, aunque el acopio en este caso no lo hace Rafael", ha añadido. Y ha ironizado: "El jefe de una organización criminal no pone el punto de venta en su casa".

Insultos a la Guardia Civil

Te puede interesar

Mientras tanto, fuentes policiales han explicado que Rafael Amargo, muy excitado y nervioso durante su arresto, insultó a los encargados de su custodia en los calabozos, a quienes dirigió frases como esta: "Cuando este hombre habla, os bajáis los pantalones y actuáis como corderos". El bailarín golpeó en reiteradas ocasiones la puerta de la celda. Los encargados de la vigilancia de los calabozos le preguntaron a qué se debía su actitud y por qué golpeaba la puerta, a lo que Amargo respondió: "Eres el hijo del diablo, me estás maltratando. Sois unos torturadores".

Dado su estado, los vigilantes avisaron a la Guardia Civil, porque el detenido no quería entrar en la celda después de haber salido a otra para ir al baño. A los guardias civiles se dirigió el coreógrafo para decirles: "Cuando este hombre habla, os bajáis los pantalones y actuáis como corderos". Finalmente, los agentes tuvieron que hacer uso de la "fuerza proporcionada" para que Amargo entrara en la celda, según las fuentes consultadas.

Temas

Drogas