28 nov 2020

Ir a contenido

SEGUNDA PARTE MEJOR

Kazajistán hace las paces con Borat

Una campaña turistica hace suya el 'Very nice', del estrafalario personaje creado por Sacha Baron Cohen

El Periódico

Sacha Baron Cohen, en su papel de Borat. 

Sacha Baron Cohen, en su papel de Borat.  / REUTERS / Phil McCarten

La relación de Kazajistán con Borat Sagdiyev, el periodista kazajo racista y grosero creado por el humorista británico Sacha Baron Cohen ha entrado en una nueva etapa.

Si en su día, el país de Asia Central y antigua república soviética prohibió la primera película, 'Borat' (2006), por la imagen caricaturesca que daba del país y de sus habitantes, pero a raíz del estreno del nuevo filme del peculiar personaje, ‘Borat, siguiente película documental’, las autoridades de turismo de Kazajistán han decidido unirse a su ‘enemigo’ y han tomado prestado una de las frases más recurrentes del peculiar periodista, 'Very nice!' ('Muy agradable'), para convertirla en el eslogan de una campaña turística.

"Había que encontrar una manera de sacar partido de toda esta publicidad", ha declarado Dennis Keen, un estadounidense que vive en Kazajistán desde hace años y que tuvo la idea de esta campaña. En los anuncios se ven turistas descubriendo bellos parajes naturales, ciudades modernas, una gastronomía deliciosa y un pueblo acogedor, y todos ellos exclamando el popular "Very nice!".

"El eslogan de Borat es muy adaptable, por lo que fuimos a ver a los responsables turísticos del país y se mostraron entusiastas con la idea”, ha dicho Keen, que organiza visitas guiadas de la ciudad más grande del país, Almaty, y ha participado en este proyecto de forma voluntaria.

Protestas contra Borat 

Si bien muchos usuarios de internet kazajos han elogiado esta iniciativa, la segunda película de Borat también ha abierto viejas heridas entre algunos ciudadanos kazajos.

En un video titulado 'Las madres quieren castigar a Borat por ultrajar a la nación kazaja', publicado en las redes sociales el pasado sábado y difundido por el periódico ruso 'Novaya Gazeta', se ve a un grupo de mujeres con máscaras que queman una efigie de cartón del humorista británico.