03 dic 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA CON LA TERREMOTO DE ALCORCÓN

"¿Mi plato para seducir? ¡Huevos fritos con patatas!"

La cómica y cantante sazona con humor la actual edición de 'MasterChef Celebrity'

Silvia Alberich

María José Charro Galán, pero todos la conocen como La Terremoto de Alcorcón.

María José Charro Galán, pero todos la conocen como La Terremoto de Alcorcón. / ESTUDIO TORRES IBARZO

María José Charro Galán (Madrid, 1977), conocida artísticamente como La Terremoto de Alcorcón, es una de las concursantes más divertidas y queridas de la actual edición de 'MasterChef Celebrity', que vuelve este martes a su cita en TVE-1 tras una semana de parón provocado por el Ucrania-España de fútbol. La frescura, espontaneidad y sentido del humor de los que siempre ha hecho gala esta mujer son los mejores ingredientes en su cocina. La gastronomía también se ha convertido en el eje de sus próximos proyectos profesionales, que seguirá compaginando con su faceta de actriz y cantante.       

-La vemos cada semana entre fogones. ¿Qué ha aprendido durante el concurso?

-Ha confirmado mis sospechas: lograr determinados objetivos puede ser un juego. Y la vida, jugando, es mucho más atractiva.

-En el programa tiene mucha sintonía con Lucía Dominguín y Celia Villalobos, dos perfiles que poco tienen que ver con usted.

-Siempre me ha gustado estar rodeada de personas muy inteligentes, a ver si se me pega algo, ja, ja, ja. Lucía y Celia son dos mujeres de fuerte carácter, en ocasiones no tan llevadero, pero muy peleonas. La controversia con mimo no tiene por qué distanciar a las personas. Eso sí, siempre con mucho respeto.

-¿Qué plato prepararía para seducir a alguien en una cita?

-Unos huevos fritos con patatas. Un plato que requiere tiempo para conversar durante su elaboración, tacto para los volantes, pan con miga y muchas ganas de mojar…

El glamur que no falte. / Foto: ESTUDIO TORRES IBARZO

-Sin duda. ¿Alguna especialidad que se le resista?

-Los helados. Que sean especiales es complejo. Ni me sale una crema inglesa como toca, ni el nitrógeno líquido es mi amigo.

-Imagino que no estarán en su mesa estas Navidades.  Adelántenos algún plato que preparará para esas fechas.

-Desmontar un cordero es toda una aventura. Una falda rellena de setas de temporada y con una buena reducción, de esas que cogen amor por minutos, también. ¡Eso es una Navidad redonda!

"Desmontar un cordero es toda una aventura", dice la cómica alcorconera. 

-¿Cómo está siendo la vuelta al trabajo tras la pandemia?

-Los que vivimos sumergidos en la farándula, los titiriteros y la gente de las artes estamos acostumbrados a la inestabilidad. La sufrimos, pero el impacto psicológico es menor y, además, sabemos que, a la vuelta, las ganas de cultura serán saciadas con ideas y proyectos fraguados con mucho tiempo, más calidad y cultura.

-Retrocedamos en el tiempo. Hace tres años le vimos en 'Tu cara me suena'. ¿Se imagina en un 'reality' como 'Supervivientes'?

-No creo que mi cuerpo y mi mente estén preparados para vivir aislada en una isla sin comida ni bebida. Si me llaman algún día... ¡que me avisen para empezar a confeccionar bañadores y complementos! Y que me dejen llevarme a una amiga, unas cervecitas fresquitas, una pata de jamón y suavizante para el pelo, ja, ja, ja.

-¡Que tomen nota en Mediaset! Otro reto podría ser el de jurado de algún programa. ¿Se vería en este papel?

-¡Perfectamente! Creo que el esfuerzo tiene que ser premiado siempre. ¡Yo sería una jueza estupenda! Estuve encantada de pilotar un formato como 'Niquelao', en Netflix, donde los pasteles eran todo un desastre. ¿Por qué no premiar a la gente que lo intenta con ahínco pero no lo consigue tal cual son los cánones de la perfección? 'Yes, you can', o 'yes, you can not', y no pasa nada.

Junto a Merche Mar, pregoneras de la fiesta del orgullo gay del 2018 en Barcelona. / JOSEP GARCIA

-También ha participado en series de televisión como 'Aída' y 'Paquita Salas' y ha explotado su vis cómica en muchas películas. ¿Para cuándo un papel dramático?

-He tenido la suerte de trabajar en el Teatro Alcázar de Madrid y en el Teatro Español desempeñando papeles dramáticos y me lo he pasado bomba. Hacer drama puede ser muy divertido, fíjate. Muero porque me tienten a hacerlo de nuevo.

-Hablando de tentaciones, ¿a qué personaje le seduciría imitar?

-Me veo muy en la línea de Rosalía, quizás sea mi próxima víctima. Me siento una fusión entre ella y Julie Andrews.

-Adelánteme algún otro proyecto profesional que tenga entre manos.

-La gastronomía ya formaba parte de mi vida desde hace 16 años con mi bar-restaurante Flexas, en  Palma de Mallorca, pero mi paso por 'MasterChef' no ha hecho más que animarme a involucrarme en proyectos relacionados con la gastronomía, como una colección de bombones junto al repostero Lluís Pérez, un posible nuevo espacio del disfrute gastronómico en las Baleares, una producción de un documental sobre la revista o un nuevo espectáculo en París… Próximamente, más.

Temas Masterchef