27 sep 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA

Ángel Vilda: «Si por mí fuera, haría todos los desfiles sin público»

Luis Miguel Marco

El diseñador Ángel Vilda.

El diseñador Ángel Vilda. / BB

Diez años «clavados» cumple este septiembre Brain &Beast, la firma de Ángel Vilda que vuelve a hacer doblete en Madrid y Barcelona. Allí este sábado con un desfile de aforo reducido y en la 080, con una fiesta discotequera previamente grabada. «Hemos hecho el cabra, en nuestra línea, y para celebrar los 10 años, hemos reunido a muchos amigos».

-¿Cómo fue la grabación?  
-Pues, si por mí fuera, haría todos los desfiles sin público. Y te cuento el porqué. Es la edición donde el material es de mejor calidad. Hemos podido trabajar de tranquilamente, con unos tiempos adecuados, todos los modelos han salido peinados y maquillados a la perfección, los recursos técnicos han sido alucinantes y el material que va a ver todo el mundo, no solo el mío, va a ser chulísimo. En mi caso la idea era hacer una fiesta pero nada 'revival'. Yo miro al futuro.

-Sin colas ni aplausos al final. 
-Últimamente los desfiles no eran lugares donde acudían los clientes. Era un evento, con una magia especial que no se debería perder, pero un acto promocional, no un acto comercial. Llenar una sala dependía de los amiguitos que tuvieras. Pero los amigos ya vienen a mi casa y los clientes ya ven la ropa en el 'showroom'. La gracia es llegar a gente que no te conoce y eso se consigue con lo digital. Llenar la sala con la claca y los estudiantes está bien, pero no sé hasta qué punto es algo rentable.

-Y eso que era una primera vez para todos. 
-Ya digo que salí contentísimo, y viendo los primeros montajes y las fotos, más. Esto hay que agradecérselo a Esther García, de Esma Events y a Marta Coca, al frente de la O80. Así de claro.

-Madrid y Barcelona de nuevo. Un pie en los dos sitios. 
-Hemos aprovechado el confinamiento para trabajar muchísimo y estamos contentos. Hacemos dos presentaciones diferentes. En Madrid la colección es más sofisticada de formas y materiales. Y la de Barcelona es mucho más 'street wear'. Además es la que va a estar después a la venta 'on-line'. 

-Una propuesta gamberra.
-Pero cada vez más sofisticada. En los últimos años hemos conseguido una expansión que está funcionando bien, tenemos más presupuesto y eso se nota. 

-Se ha lanzado al calzado.
-Es la novedad. Nuestra colección de calzado para hombre, mujer y marroquinería. Tenemos mucha ilusión en encajar todo este producto. Hemos hecho una división nueva. Brain &Beast no es una marca que distribuya en España. Nuestro distribuidor está en Hong Kong desde hace tres años y es quien lo está vendiendo todo. Es una apuesta.

-Diseñadores como Juanjo Oliva han dicho que hay que echar un freno y que con un desfile al año sería suficiente. 
-Cada uno lo ve a su manera. Cuando el negocio no te va bien quieres hacer lo menos posible.  Lo que ocurre es que en España tenemos un complejo muy fuerte, cuando las cosas se tuercen lo ocultamos y tendemos a decir que todo es estupendo. Yo me arruiné una vez y no pasa nada. Pagas tus deudas y vuelves a empezar. La gente que está en lel montaje de Madrid es moda lo hace porque no puede pagar un desfile. Digamos las cosas por su nombre. Joder, ha venido un covid y es un putadón y mucha gente anda fastidiada. No es nada deshonroso.

-¿Ha tenido problemas para encontrar todo lo necesario para la colección? 
-No. He trabajado con los mismos proveedores. Gratacós y Liberty London me han seguido sirviendo. También te digo que no nos hemos relajado ningún día de confinamiento. La colección de calzado la diseñé durante el mes de marzo. Nos hemos tenido que reinventar, como lo ha hecho el 080.