EL VIERNES, EN EL CASTILLO DE WINDSOR

Nuevas imágenes de la boda secreta de Beatriz de York y Edoardo Mapelli

La primogénita del príncipe Andrés lució la misma tiara que la reina Isabel en su enlace y un vestido que la soberana llevó en 1962, en el estreno de 'Lawrence de Arabia'

Foto oficial de Beatriz de York y Edoardo Mapelli, en la capilla del castillo de Windsor.

Foto oficial de Beatriz de York y Edoardo Mapelli, en la capilla del castillo de Windsor. / EUROPA PRESS / @ROYALFAMILY

2
Se lee en minutos
El Periódico

La casa real británica está desvelando, con cuentagotas, detalles del enlace secreto de Beatriz de York y Edoardo Mapelli, el pasado viernes. Ese mismo día el palacio de Buckingham sorprendió a todos anunciando que la primogénita del príncipe Andrés, de 31 años, y por tanto nieta de Isabel II, le había dado el 'sí, quiero' a su prometido, el empresario italiano Edoardo Mapelli Mozzi, de 36. Fue un acto íntimo, secreto, en la capilla de Todos los Santos, en los terrenos del castillo de Windsor. Una boda totalmente distinta a las que acostumbra la parentela de la reina de Inglaterra.

Bastantes horas después del enlace, la cuenta The Royal Family (@RoyalFamily

En la primera se ve a los novios fuera de la capilla junto a los abuelos de la joven, Isabel II y el duque de Edimburgo, de 94 y 99 años, respectivamente.

En la siguiente los novios salen de la iglesia agarrados de la mano, rodeados de flores blancas y rosas como las del ramo de Beatriz.

Vestido y tiara de Isabel II

El vestido de Beatriz, blanco, con mangas amplias, cuerpo con pedrería y falda casi hasta los pies, es una pieza que su abuela Isabel lució en diciembre de 1962 para el estreno en Londres de la película 'Lawrence de Arabia'. Ahora el diseñador Stewart Parvin y la estilista Angela Kelly se han añadido algunos detalles, como las mangas -el original era de tirantes- y se han cambiado los bajos. El guiño a su abuela no acabó ahí, pues la pelirroja adornó su cabellera cobriza con una impresionante tiara Fringe, también de la monarca.

La boda ha pendido de un hilo hasta el último momento. Primero por los escándalos del príncipe Andrés, implicado en el caso del pedófilo estadounidense Jeffrey Epstein, razón por la cual el padre de la novia no sale en ninguna de las fotos junto a los recién casados. Y después, llegó el coronavirus y el confinamiento, retrasándolo todo. Finalmente, eso, sí, la pareja ha podido casarse aunque en la más absoluta intimidad.

Además, Beatriz y Edoardo han querido agradecer, a través de la Casa Real Británica y mediante dos nuevas fotografías inéditas de su gran día, las felicitaciones que han recibido después de su romántica boda secreta: "Su alteza real la princesa Beatriz de York y el señor Mapelli Mozzi están emocionados por los buenos deseos que han recibido tras su enlace y están encantados de compartir dos fotografías más de su feliz día".

Noticias relacionadas