23 nov 2020

Ir a contenido

la crónica rosa del mundial, 10 años después

Iker-Sara y Shakira-Piqué, flechazos con final feliz

Dos historias de amor que perduran marcaron a la selección española en Sudáfrica

Cristiano Ronaldo también anunció su debut como papá durante la competición futbolística que ganaría España

Marisa de Dios

Iker-Sara y Shakira-Piqué, flechazos con final feliz
Iker Casillas y Sara Carbonero, durante la celebración de la victoria en el Mundial de Sudáfrica, en Madrid, el 12 de julio del 2010.
Sara Carbonero, rodeada de aficionados españoles en la celebración de la victoria en el Mundial de Sudáfrica. 
Shakira, en el videoclip del ’Waka waka’. 
Cristiano Ronaldo se queja en el suelo después de una jugada del España-Portugal de octavos de final del Mundial de Sudáfrica 2010. 

/

Ete sábado se cumplen 10 años de la victoria de la selección española en el Mundial de Sudáfrica, que puso el colofón a una sensacional racha de 'La Roja', que ya había ganado dos años antes la Eurocopa, título que revalidaría en el 2012. Pero la competición no solo acaparó titulares por los destellos de los futbolistas con el balón o por la pasión con que se vivió la final entre España y Holanda y el gol de Iniesta que hizo que los gritos de alegría resonaran por todo el país. Dos jugadores de 'la Roja' acabaron siendo el foco de atención por temas más 'rosas' que deportivos con todo lo relacionado con aquella competición, así como el portugués Cristiano Ronaldo, que dio a conocer por esas fechas que había sido padre por primera vez.

Aunque todavía no habían hecho pública su relación de manera oficial, hacía tiempo que sonaba el runrún que emparejaba a Iker Casillas, el portero y capitán de la selección de Vicente del Bosque, con Sara Carbonero, la periodista deportiva de Tele 5 que Mediaset había enviado a Sudáfrica para cubrir el Mundial. Los programas y las revistas del corazón se frotaban las manos buscando una imagen de ambos juntos en actitud cariñosa... Pero nadie se esperaba lo que se vivió tras la final. Ni siquiera la propia Sara, viendo su cara de perplejidad.

Miradas de complicidad

En mitad de la entrevista que la periodista le hacía a un Casillas eufórico por la victoria, él le expresaba a Carbonero cómo se sentía en medio de constantes miradas de complicidad: "Estoy muy contento. Creo que nos lo hemos merecido de principio a fin. Se lo agradezo a la gente que me ha apoyado siempre, a mis padres, a mi hermano...", comenzaba, para después empezar a balbucear emocionado antes de estamparle un inesperado beso en la boca a la periodista delante de las cámaras de Tele 5. "Y a ti", culminaba, para marcharse rápidamente de escena y dejar a Sara totalmente descolocada, con los aplausos de los allí presentes sonando de fondo. Este alarde de espontaneidad de un siempre comedido Casillas sirvió para que el guardameta cerrara la boca de los que habían criticado a su novia por distraerle durante el campeonato.

El beso que se convirtió en fenómeno viral y que se pudo ver en las televisiones de todo el mundo fue la confirmación oficial de su relación, que sigue en buena forma 10 años después y de la que han nacido sus dos hijos: Martín, de 6 años, y Lucas, de 4. En los últimos tiempos, la pareja se ha mostrado más unida que nunca tras pasar por sus momentos más complicados, tras el infarto de Casillas siendo ya jugador del Oporto y la operación y el tratamiento de quimioterapia a los que se sometió Carbonero por un tumor en el ovario.

El otro futbolista de 'la Roja' que tiene mucho que recordar a nivel sentimental de aquel cálido verano de balones y vuvuzelas de hace una década es Gerard Piqué. "Gané el título más grande que uno puede conseguir y conocí al amor de mi vida. Salí de Sudáfrica siendo una persona diferente y viví una experiencia inolvidable", resumió el defensa azulgrana en una entrevista con 'L'Esportiu'. De hecho, allí tuvo su 'primera cita' con la que se convertiría en la madre de sus hijos, Shakira. "La conocí en Madrid antes de ir al Mundial y el primer día le dije que nos encontraríamos en la final, yo siempre valiente. Ella cantaba el himno en la ceremonia [el pegadizo 'Waka waka'] y yo daba por hecho que jugaríamos aquel partido", ha explicado el futbolista.

La artista colombiana también ha hablado en alguna ocasión sobre cómo se conocieron, cuando vino a España para actuar en el festival Rock in Río. Una de sus canciones, 'Me enamoré', está dedicada precisamente a ese día, donde cuenta que se tomó varios mojitos con el futbolista. "El tema describe cómo fue nuestro primer encuentro para grabar el clip de 'Waka Waka' para el Mundial del 2010 y qué sentí cuando le vi en Los Ángeles: ¡como si me hubiera caído un rayo! Fue en ese momento que cambió toda mi vida", narró la cantante a la publicación alemana 'Bunte'.

El 'wakarumor'

El día de la final, ella brilló en el escenario y él, en el campo. A partir de ahí, se desataron los rumores acerca de su relación, sobre todo después de que ese mismo verano se viera a Piqué saliendo del hotel ibicenco en el que se alojaba la intérprete de 'La bicicleta'. "Todo viene del 'wakawakismo'. Hay un 'wakarumor' que se me 'wakadjudica', pero son gajes del 'wakaoficio'", bromeaba Shakira durante una rueda de prensa en Barcelona ese noviembre, haciendo un juego de palabras con el himno del Mundial.

Pero, en enero del 2011, Shakira anunciaba su ruptura con Antonio de la Rúa, el hijo del expresidente argentino Fernando de la Rúa, su novio durante 11 años. El futbolista y la cantante acabaron confirmando su relación, y ya tienen dos hijos: Milan, de 7 años, y Sasha, de 5.

El vientre alquilado de CR7

En medio del beso de Sara Carbonero e Iker Casillas y del flechazo entre Shakira y Piqué, el Mundial del 2010 también sirvió para que el entonces madridista Cristiano Ronaldo anunciara su debut como papá. El portugués informó del nacimiento de Cristiano Ronaldo Jr., el primogénito del goleador, el 4 de julio de aquel año a través de sus redes sociales. Justo cuando Portugal acababa de ser eliminada por España en la competición futbolística.

"Siento una gran alegría y emoción al informar que he sido padre recientemente de un niño. De acuerdo con la madre del niño, que prefiere que su identidad siga siendo confidencial, mi hijo estará bajo mi tutela exclusiva. No se dará más información sobre este tema y pido a todos respeto total hacia mi derecho a la privacidad (y la del niño), al menos en asuntos tan personales como estos", escribió el delantero en Facebook inaugurando así su faceta como papá, en la que parece que se siente muy a gusto, ya que no deja de ampliar la familia: tiene ya cuatro hijos.