08 ago 2020

Ir a contenido

SEMANA DE LA ALTA COSTURA DE PARÍS

Las clientas de Julien Fournié, encantadas de que no haya desfiles

En el vídeo de varios minutos que concibió en lugar del desfile, el diseñador muestra únicamente seis prendas

El diseñador Julien Fournie posa con la modelo Michaela Tomanova, en el vídeo de presentación.

El diseñador Julien Fournie posa con la modelo Michaela Tomanova, en el vídeo de presentación. / AFP / FRANK FIFE

La anulación de los desfiles de la Semana de la Alta Costura de París que arrancó este lunes en formato digital no suscitó solo desdicha. El exclusivo club de clientas que pueden permitirse estos vestidos de ensueño están encantadas: esta vez serán los diseñadores quienes vendrán a ellas para una presentación personalizada.

"Creía que estarían afligidas, al contrario", explicó el diseñador francés Julien Fournié en su taller parisino, semanas antes del rodaje del vídeo con el que este martes ha presentado en línea su 22ª colección.

Fournié ya está acostumbrado a viajar a Oriente Medio y cada vez más a Asia para las pruebas que realiza con su primera ayudante, la señora Jacqueline, quien toma medidas, anota cambios y ajusta la prenda en función de los deseos de la clienta.

A la espera de que finalice la epidemia del coronavirus que vació las pasarelas, el diseñador sigue creando, como el "vestido tormenta" de seda que muestra a la AFP y que dentro de unos meses estará completamente bordado con plumas de oca.

"Cuando pase el coronavirus, quien lo lleve será un ángel que vuelve a la Tierra. Lleva los colores que preceden una tormenta en París, con los reflejos de los tejados de zinc, el cielo teñido de rosa, violeta, azul, tiza..."

En su cinta de varios minutos que concibió en lugar del desfile, ha mostrado el trabajo artesanal y exigente del modisto, como "en la época de Paul Poiret, Jacques Fath y el señor Dior".

"En la alta costura, la prenda envuelve el cuerpo", mientras que en el prêt-à-porter, hay que entrar dentro, es "algo estereotipado", ha destacado Fournié.

Piezas únicas

Para garantizar a las clientas la exclusividad de la prenda confeccionada para cada una de ellas, el diseñador solo crea piezas únicas. Y evita prestar modelos para las "alfombras rojas" de los grandes acontecimientos, excepto para contadas actrices y cantantes líricas cuyo estilo se ajusta perfectamente al "ADN de la casa".

"Una clienta de una familia real anuló un pedido tras haber visto que Lady Gaga llevaba uno de nuestros modelos hace unos años. Para ellas, la exclusividad no debe estar marcada por la vulgaridad de la notoriedad", explicó Jean-Paul Cauvin, director de la firma.

El video solo muestra seis prendas. "No hay que mostrar demasiado. Esto nos permite contar con un poco más de tiempo y diferenciar" lo que la firma presentará a cada clienta, añadió.

Y es que después de los desfiles las clientas "compiten entre sí si se enamoran de un vestido. Se dicen y ¿si hay alguna que lo reserva antes que yo? Hay que apresurarse". En cambio, sin una presentación pública, saben que el diseñador les hará propuestas personalizadas.

Michaela Tomanova, modelo checa y rostro de la firma, es la protagonista del video: "Es una mujer, con pecho, con caderas. No una niña", subrayó el diseñador.

"No creamos moda, creamos personalidades", ha afirmado. "Quiero acompañar (a las clientas) a su destino, proporcionarles el porte, elevarlas", concluye.

Temas Moda