25 oct 2020

Ir a contenido

ENREDO LEGAL

La herencia de Karl Lagerferd sigue en el aire

Sébastien Jondeau y Baptiste Giabiconi pugnan por la fortuna del modisto alemán

EL PERIÓDICO

El diseñador alemán Karl Lagerfeld.

El diseñador alemán Karl Lagerfeld. / AFP / FRANCOIS GUILLOT

El 19 de febrero del 2019 moría en el Hospital Americano de París a los 85 años  el diseñador alemán Karl Lagerfeld. El llamado kaiser de la moda, al frente durante muchos de la dirección creativa de Chanel, Fendi y de su propia marca, dejaba una fortuna que, según varias fuentes, oscila entre los 170 y los 270  millones de euros y muchas incertidumbres  sobre los posibles beneficiarios.  Sin pareja legal ni hijos, lo más  parecido a un heredero directo  era su gata birmana, Choupete, que aparecía como una de las beneficiarias en el último testamento conocido. La gata  y  Françoise Caçote, la ama de llaves del modisto, y también su ahijado, Hudson Koenig, de 12 años, el exmodelo Brad Koenig, su directora de comunicación, Caroline Lebar y  el modelo británico Jake Davis.

Pero según el diario francés  Le Parisien, al parecer existiría un nuevo documento testamentario, “escrito de puño y letra" por el propio modisto y registrado en Mónaco y Lucien Frydlender, abogado y contable desde hace décadas de Lagerferd sería el conocedor de este documento que paralizaría cualquier reparto de los bienes. El problema es que, según apuntan los medios franceses, Frydlender, de 87 años, ha cerrado su despacho de abogados y no da señales de vida. La realidad es que año y medio después del fallecimiento del alemán, la herencia sigue intacta y a buen recaudo. 

La lucha de los 'hijos favoritos'

Antes esta situación, entraron en el tablero de juego Sébastien Jondeau (45 años), exchofer y guardaespaldas del modisto,  y  el modelo Baptiste Giabiconi (31). Rivales en la vida diaria del káiser de la moda, desde hace años los dos amigos más íntimos de Karl  se han disputado el título honorifico de ser el delfín del alemán, su hijo predilecto.  Pero ahora también luchan por conseguir una parte de la herencia. 

El pasado febrero, en una entrevista, Baptiste Giabiconi aseguraba: “Hay siete herederos de Karl Lagerfeld, y yo soy el primero de la lista”. El modelo, que en febrero publicó un libro sobre el diseñador, aseguraba que para Lagerfeld él era “un hijo espiritual”"Quería que fuera su hijo de una forma u otra. Quería protegerme". 

Por su parte, Jondeu, aseguraba: “Era mi jefe, mi amigo y mi padre. Durante 20 años no tuve vida personal, no me fui de vacaciones, ni cené como me hubiese gustado con mis novias y amigos. [Lagerfeld] no tardaba ni dos horas en mandarme un mensaje”.