04 jul 2020

Ir a contenido

juntos en un acto

Melania Trump, imposible sonreír junto a Donald Trump se convierte en viral

La primera dama estadounidense reapareció vestida de luto, con unas grandes gafas y el rostro muy serio, con un gran tristeza por los fallecidos del coronavirus

Europa Press

Donald Trump luce su sonrisa junto a una hierática Melania.

Donald Trump luce su sonrisa junto a una hierática Melania. / EL PERIÓDICO

No corren buenos tiempos a nivel mundial debido a la pandemia del covid-19 y  tampoco en Estados Unidos. Y en plena revuelta contra la violencia racista Donald Trump sigue sembrando polémicas.

La última este martes, cuando el presidente de Estados Unidos, defendía que la capital del país,Washington, era "el lugar más seguro de la Tierra", el día que la olicía utilizaba gas lacrimógeno y balas de goma para dispersar a manifestantes en las inmediaciones de la Casa Blanca, en el contexto de las protestas que tienen lugar desde la muerte del afroamericano George Floyd , que murió asfixiado por un policía en Minneapolis. Desde entonces, las protestas ganan fuerza.

 

La propia alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, condenaba a través de twitter las acciones de la Policía valorando como "vergonzoso" " el uso de gases lacrimógenos contra la multitud.

Además, Bowser, expresaba su sorpresa, "y francamente enfado", porque "personas que no estaban violando el toque de queda y que no parecían haber provocado un ataque, fueran atacadas por parte de las fuerzas de seguridad federales, que recibieron instrucciones de limpiar el camino para el presidente".

Pero no solo por parte de Bowser se ve el desacuerdo de algunos de sus comentarios. También la propia Melania Trump ha mostrado su desacuerdo con su marido en otros momentos del mandato de su marido. Pero como primera dama debe estar ahí.

Esta noche se convertía en trending topic por su cara... Hacía tiempo que no la veíamos. Las apariciones del matrimonio han sido más espaciadas en los últimos tiempos. Y junto al presidente de Estados Unidos, acudía este martes, al Centro Cultural Papa Juan Pablo II, para depositar una corona de flores.

Melania aparecía vestida de luto, con unas grandes gafas y el rostro muy serio, con un gran tristeza. El rostro de Melania recuerda mucho al de la princesa Charlene de Mónaco a lo largo de estos años. Ese estar y no estar que no puede evitar demostrar aunque sea en la presencia de los medios y la opinón pública.

Melania ocultaba sus ojos tras sus grandes gafas de sol pero la melancolía de la primera dama daba la vuelta al mundo.

Tan evidente era que, el presidente en un momento se dirige a su esposa, y ella en un intento de sonreír le sale esa sonrisa impuesta, que se quedó en eso, en intento. No le salía, no podía... ¿Le habrá comentado luego algo Donald Trump en privado?