05 jul 2020

Ir a contenido

FIESTA EN CÓRDOBA

Joaquín de Bélgica, tras salterse el confinamiento y dar positivo: "Acepto las consecuencias"

"Me arrepiento profundamente de mis actos", añade el hijo de la princesa Astrid

Joaquín de Bélgica.

Joaquín de Bélgica. / EFE / STEPHNIE LECOCQ

El príncipe Joaquín de Bélgica se ha convertido en el centro de la polémica tras saltarse las normas del desconfinamiento para acudir, el pasado 24 de mayo, a una fiesta en Córdoba con 27 personas y dar positivo de covid-19 a su regreso a Bélgica. 

El escándalo ha sido de tal magnitud internacional que el hijo de la princesa Astrid se ha visto obligado a pedir disculpas. A través de un comunicado ha declarado: "Me gustaría disculparme por no haber respetado todas las medidas de cuarentena durante mi viaje. En estos momentos difíciles, no pretendía ofender ni faltar el respeto a nadie. Me arrepiento profundamente de mis actos y acepto las consecuencias".

A pesar de sus palabras públicas, el sobrino lejano del rey Felipe VI no ha querido explicar cual es su estado de salud después de que desde palacio confirmasen su positivo en coronavirus.

Aunque los medios de su país, igual que los del resto de Europa, han sido muy críticos con la actitud del joven aristócrata, ni sus padres, ni el resto de miembros de la casa real belga han querido manifestarse al respecto. Este martes la princesa comparecía en compañía de su marido, Lorenzo, y confirmaba lo que ya había dicho ayer en Twitter, que ambos se habían hecho las pruebas y habían dado negativo. "Si no, no estaría hoy aquí", ha manifestado en la reapertura del Atomium, al tiempo que ha desestimado cualquier otra cuestión relacionada con la irresponsabilidad de su hijo: "No voy a hacer comentarios, por favor", ha concluido.

Las 27 personas que se encontraban con él en el evento, entre ellas algunas procedentes de Sevilla, tuvieron que ser localizadas y obligadas a permanecer en cuarentena. Esta celebración, que se saltó las normas del confinamiento y provocó el mayor brote epidemiológico en Córdoba desde que había comenzado la desescalada.

El delegado de Seguridad del Ayuntamiento de Córdoba, Miguel Ángel Torrico, ha pedido a las autoridades competentes la máxima contundencia ante unos hechos que ha calificado de "totalmente irresponsables" y que "nos ponen en riesgo a todos".

Temas Coronavirus