09 jul 2020

Ir a contenido

monarquía británica

El duque de Cambridge superó la ansiedad ante discursos por su mala vista

"Eso ayuda porque son rostros borrosos y porque no puedes ver a nadie que te está mirando mientras lees", reconoce el hijo del príncipe Carlos

Efe

El príncipe Guillermo de Inglaterra.

El príncipe Guillermo de Inglaterra. / AFP

Guillermo de Inglaterra, duque de Cambridge y nieto de la reina Isabel II, ha admitido que su vista deficiente le ayudó a superar la ansiedad que le producía tener que pronunciar importantes discursos, ya que veía borrosos los rostros de la audiencia.

El hijo del príncipe Carlos y segundo en la línea de sucesión al trono británico, de 37 años, hizo esta confesión con motivo de un documental sobre la importancia de mantener la salud mental.

Al hablar acerca de una posible ansiedad por ser centro de la atención mediática, el príncipe Guillermo reveló que sí pasó por ello cuando tenía por delante discursos significativos.

"Mi visión empezó a disminuir un poco a medida que me hacía mayor, y no solía utilizar lentes de contacto cuando estaba trabajando, así que cuando pronunciaba discursos no podía ver los rostros de nadie", admitió el hijo de la fallecida Diana de Gales, en un documental que emitirá esta noche la cadena pública BBC.

"Y eso ayuda -agregó-, porque son rostros borrosos y porque no puedes ver a nadie que te está mirando. Puedo ver lo suficiente para leer el papel y ese tipo de cosas, pero no podría ver toda la sala. Y eso realmente ayudó con mi ansiedad".

El año pasado, el príncipe Guillermo rindió tributo a su bisabuelo el rey Jorge VI (padre de Isabel II) por las dificultades que tuvo para hablar en público debido a su tartamudeo.