TRÁGICA NOTICIA

Muere el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio de cáncer

Aless Lecquio tenía 27 años y había sido diagnosticado hace dos años

Muere Aless, el hijo de Ana Obregón y Alejandro Lequio, a causa del cáncer. / INSTAGRAM / VÍDEO: EUROPA PRESS

Se lee en minutos

El Periódico

Álex Lequio, el hijo de la actriz Ana Obregón y el tertuliano Alessandro Lequio ha fallecido a los 27 años en Barcelona a causa del cáncer que le fue diagnosticado hace dos años.

La noticia la ha dado la revista '¡Hola!', con la que su madre colaboraba habitualmente. Álex, a quien llamaban familiarmente Aless, había recibido una cuidada educación, con estudios en EEUU, y se dedicaba profesionalmente al mundo del márketing. Había fundado una empresa, Polar Marketing, con un socio, y promocionaba sus actividades en redes sociales. 

Cuando fue diagnosticado, a los 25 años, recibió tratamiento en Nueva York, en el Memorial Sloan Kettering Cancer Centger con el oncólogo catalán Josep Baselga, pero tras una recaída seria, primero ingresó en Madrid y después ha seguido su tratamiento en la clínica Quirón de Barcelona, bajo la supervisión de Baselga.

Sus padres le han estado acompañando durante todo el tratamiento tanto en Nueva York como en Barcelona. Lequio incluso dejó de colaborar asiduamente en programas de televisión para estar cerca de su hijo.

 

Álex Lequio García, que nació el 23 de junio de 1992, mostró siempre fuerza y mucho sentido del humor en sus redes sociales, y lideró varias causas benéficas de lucha contra el cáncer.

La atención hacia su hijo ha sido la prioridad de la actriz, que tenía previsto volver al teatro con la función "Falso Directo", junto a Antoni Ferreño. Un estreno que pospuso "hasta que ella lo decida. La esperamos con los brazos abiertos. Lo primero es lo primero", escribió el actor en sus redes sociales.

Noticias relacionadas

Ana Obregón ha manifestado en más de una ocasión que el trabajo y la familia eran sus ejes, y que durante este tiempo de preocupación por la salud de su hijo, este le había dado "una lección de vida y me ha enseñado que es un honor ser su madre”.