07 abr 2020

Ir a contenido

CON MASCARILLA Y GUANTES

Tamara Falcó, destrozada en la triste y solitaria incineración de su padre

Sin besos ni abrazos, tres hijos del marqués de Griñon despidieron sus restos mortales

El Periódico

Portada de la revista ’Lecturas’.

Portada de la revista ’Lecturas’.

Carlos Falcó falleció el pasado 20 de marzo por coronavirus. Tan solo unas horas antes su hija, Tamara Falcó, le había dedicado unas emotivas palabras a través de su cuenta de Instagram junto a una imagen de ella de pequeña en brazos del marqués de Griñon con motivo del Día del Padre.

 

Sin embargo, lo que no esperaba la mediática diseñadora es que ese mismo día su padre falleciera y que estuviera completamente solo, sin la compañía de ningún familiar.

Según publica 'Lecturas', el 19 de marzo ingresó en la UCI de la Fundación Jiménez Díaz en compañía de su hija Xandra, ya que su mujer  Esther Doña no podía salir de casa, porque también ha contraído el viru y se encuentra en cuarentena en el palacio El Rincon.

Sobria despedida

Este lunes, Tamara y sus hermanos por parte de padre, Manolo y Xandra despedían a su progenitor en el  crematorio,  donde ha tenido lugar una ceremonia de cinco minutos, que se llevó en la intimidad, sin abrazos, ni besos, según publica este miércoles la citada revista. 

En las imágenes que destaca el semanario, se pueden ver a Manolo y Xandra, hijos del primer matrimonio del marqués con  Jeanine Girod,  y a Tamara, fruto del matrimonio con Isabel Preysler, que protagoniza la portada de la publicación, donde se le ve con mascarilla y guantes.

Los restos mortales del marqués fueron incinerados en el crematorio Sur de Madrid en el que se realizó un breve oficio religioso. Según el semanario, esta previsto hacer un funeral cuando termine el estado de alarma. Sus cenizas serán esparcidas por el campo de su finca Casa de Vacas, en Toledo, con toda su familia.