04 jul 2020

Ir a contenido

EN LA UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA

Joan Manuel Serrat, investido doctor honoris causa

El cantautor, que elogió el papel de la universidad como fuente de conocimiento y de desarrollo del individuo, lamentó el "conformismo" y la falta de "valores democráticos" que detecta a su alrededor

El cantante Joan Manuel Serrat tras ser investido este viernes doctor honoris causa por la Universidad de Zaragoza.

El cantante Joan Manuel Serrat tras ser investido este viernes doctor honoris causa por la Universidad de Zaragoza. / EFE / JAVIER CEBOLLADA

Joan Manuel Serrat ha sido investido este viernes doctor honoris causa por la Universidad de Zaragoza, un reconocimiento a toda su carrera en el mundo de las letras, al que el artista ha respondido con un discurso en defensa del conocimiento, los valores democráticos y la música.

"El conocimiento profundiza la vida democrática. Le aporta justicia e igualdad y le ayuda a construir un tejido social cohesionado", ha expresado el cantautor en un acto que ha contado con actuaciones sorpresa e incluso una interpretación jazz del Gaudeamus 'Igitur', el himno universitario por excelencia.

Serrat ha aprovechado su intervención para hacer una defensa de la formación universitaria como un camino para descubrirse a uno mismo, frente al "conformismo de la sociedad" o la falta de "valores democráticos" que detecta a su alrededor.

"Se ha perdido la confianza en el sistema, en sus representantes y en sus instituciones, donde los jóvenes se sienten engañados y los mayores traicionados y donde más que nunca nos necesitamos los unos a los otros", ha subrayado el artista de 76 años.

En un mundo tan convulso, el cantautor se ha acordado de la figura de su madre, originaria de Aragón, y que se convirtió en una "muy buena amiga" que le dejó una "herencia cultural" para comprender de dónde viene y a dónde quiere ir.

Como ella, también ha tenido palabras para las "miles de madres que a lo largo y ancho del planeta caminan con sus hijos a cuestas huyendo del dolor y de la guerra, dejando atrás la tierra que los vio nacer".

En ese sentido, el autor de 'Mediterráneo' ha denunciado la actitud de una "Europa mezquina y desalmada" que ha actuado en contra de los refugiados en un lugar que un día fue "una cuna de pensamiento y puente de culturas".

Por esa razón, el cantante ha alertado de que todavía hay gobiernos que piensan que la universidad es "un centro para formar gente que se dedique a hacer cosas", cuando debería ser un lugar al que acudir con los ojos abiertos y mirando a todos los lados.

Precisamente, su mirada abierta es lo que le ha permitido convertirse en uno de los cantantes de mayor éxito de España, en un "hombre privilegiado" que escribe "mirando" a su alrededor, pero también "volviendo la mirada" a sus "interiores".

"Me complace que valoréis esta parcela de la poesía que es la canción popular, a la cual represento y a la que me dedico. Mucho han cambiado las cosas en nuestra sociedad para que un cantante popular reciba un reconocimiento como el que hoy se me brinda aquí", ha subrayado ante los académicos.

Antes de vestirse con la túnica universitaria, el artista ha recordado ante los medios a su amigo y compañero Joaquín Sabina, quien continúa recuperándose tras la caída que sufrió en su último concierto juntos.

"La hemos vivido con mucha preocupación y la seguimos viviendo con preocupación, lo que pasa es que su camino, su trayecto de salud, mejora constantemente y está en recuperación", ha admitido Serrat.

El cantante no piensa por el momento en la fecha de su regreso conjunto a los escenarios, ya que solo tiene en mente que Sabina "se ponga bueno y que como mínimo esté en un estado como el que estaba" cuando empezaron la gira o unos segundos antes de caerse.

Serrat es doctor honoris causa por otras once universidades y ha recibido importantes premios nacionales e internacionales, como la Medalla de Oro al Mérito al Trabajo o la distinción de Caballero de las Artes y las Letras de Francia.

Conocido con el nombre de 'El noi de Poble-sec', su pueblo natal, comenzó a cantar en la década de los años 60 y ha dejado su sello personal en temas como 'Mediterráneo', nombrada la mejor canción de lengua española del siglo XX por la popular revista 'Rolling Stone'.