06 abr 2020

Ir a contenido

PORTADA DE 'VANITY FAIR'

Eugenia: "No tengo relación con Cayetano"

La duquesa de Montoro protagoniza una espectacular portada el número de marzo de la revista

El Periódico

Eugenia, en la portada de ’Vanity fair’.

Eugenia, en la portada de ’Vanity fair’.

Eugenia Martínez de Irujo, la duquesa de Motoro, posa a sus 51 años como nunca antes para la portada de la edición española de la revista 'Vanity Fair'. La hija pequeña de la duquesa de Alba es la estrella de un portafolio en el que intervienen también las modelos Laura Ponte y Alba Galocha. Todo ellas aparecen fotografiadas por Erwin Olaf, fotógrafo de cámara de la familia real holandesa. Durante su entrevista, Cayetana, se deshace en halagos hacia su marido, Narcís Rebollo. Y recuerda su boda en Las Vegas vestidos de Elvis y Marilyn.

"Compré los anillos más horteras que encontré y alquilé los disfraces. Cuando acabaron los premios Grammy, nos fuimos al hotel y a las 23.30 de la noche llegaba la limusina. Narcís ni se había probado el disfraz, pero cuando llegamos a la ceremonia, a medianoche, estaba muy en su papel. Yo lo miraba y no podía reprimir las carcajadas. No me he reído más en mi vida", recuerda.

  
 
  

 Asentada en su faceta de diseñadora de joyas y al lado de su marido, Narcís Rebollo (@narcisrebollo), Eugenia Martínez de Irujo (@eugeniamartinezdeirujo) ha encontrado el equilibrio. Mientras posa para Erwin Olaf como miembro de la corte del Siglo de Oro, combate su timidez frente a Alberto Moreno (@alberto_moreno__) para recordar el legado de la duquesa de Alba y lamentar sus desencuentros con su hermano Cayetano. Ante ustedes, la portada de #VanityFairMarzo. Mañana miércoles en quioscos. . . Más información en el enlace de stories. . . Entrevista: @alberto_moreno__ Fotógrafo: @studioerwinolaf Estilismo: @bollitofresh Moda: @thevampireswife

 

Una publicación compartida de  Vanity Fair Spain (@vanityfairspain) el 

Ese buen rollo que llevan contrasta con la relación, más bien nula, que mantiene desde hace tiempo con su hermano Cayetano, que por cierto ha pasado nuevamente por el hospital por sus problemas intestinales. A Eugenia no le ha gustado que Cayetano se haya paseado por los platos de televisión aireando las disputas con sus hermanos. Tampoco todo lo que cuenta en su libro autobiográfico. "No me meto en eso. Todos somos independientes. Cayetano es Cayetano, yo soy yo y cada uno de mis hermanos es cada uno de mis hermanos. Él es libre de actuar y de hacer lo que quiera. A mí lo que me gusta es ser consecuente".

"Nunca dejaré de quererlo"

La ex de Francisco Rivera asegura que se lleva muy bien con sus otros cinco hermanos menos con Cayetano: "Me llevo fantástico con todos los demás y los adoro. Con Cayetano no tengo relación, pero nunca dejaré de quererlo. Es mi hermano". La duquesa asegura: "Hay ciertas cosas que me hacen mucho daño. En esta época de mi vida ya no me gustan las montañas rusas: un día fenomenal y al día siguiente fatal. Nadie tiene derecho a quitarme la felicidad".

Eugenia Martínez de Irujo además alaba el trabajo de su hermano Carlos como gestor del patrimonio de los Alba. "Cuestionar la gestión de mi hermano Carlos es lo mismo que hablar de política. Cuando estás fuera es muy fácil criticar pero cuando estás dentro las cosas cambian". Y añade: "Creo que lo está haciendo muy bien y eso que su trabajo no es nada fácil. La vida evoluciona, los tiempos evolucionan y estamos ya en el siglo XXI".