28 mar 2020

Ir a contenido

Adiós a un icono de Barcelona

El último homenaje a Violeta la Burra

El Dry Martini recuerda al fallecido artista que se convirtió en un símbolo de la noche barcelonesa

El Periódico

Una foto de Violeta la Burra, en una de las mesas del Dry Martini, en el homenaje de este jueves.

Una foto de Violeta la Burra, en una de las mesas del Dry Martini, en el homenaje de este jueves.

La artista Violeta la Burrafallecida el pasado 29 de enero en Sevilla, su ciudad natal, recibió este jueves un homenaje póstumo en la coctelería barcelonesa Dry Martini, uno de los locales que frecuentaba armada con sus ramos de rosas y sus castañuelas.

El cantante Pedro Moreno Moreno empezó a actuar como transformista en pequeños bares y locales de Barcelona con 20 años, donde adoptó el apodo de Violeta la Burra. Conforme pasaban los años, se convirtió en un icono de la noche barcelonesa, y tal fue su popularidad que llegó a ser artista de referencia en la sala Paradis Latin de París, después de que un empresario francés se fijara en él.

Regalador de piropos

Uno de los locales de Barcelona que más frecuentaba era el Dry Martini, de cuyo dueño, Javier de las Muelas, era buen amigo, y donde vendía sus propios casetes y flores mientras regalaba piropos a toda persona con la que se cruzara. 

El Dry Martini celebró en enero del año pasado su 40º aniversario con un libro escrito por De las Muelas, en el que repasaba la historia del bar. Entre sus páginas, el dueño de la coctelería hablaba de los grandes momentos vividos en el local y de las celebridades más icónicas que lo frecuentaban, entre las que se encontraba Violeta la Burra

Javier de las Muelas recuerda a Violeta la Burra en el Dry Martini, este jueves.

Tan solo un año más tarde de la presentación del libro, a la que Violeta la Burra asistió, el Dry Martini le ha rendido homenaje en motivo de su fallecimiento a finales de enero de este año. En un acto conmemorativo organizado por el propio local se han recordado su compañía, cariño y desparpajo tan presentes entre las calles de Barcelona todos estos años.

Entre copas y música, "amigos y feligreses del Dry Martini han brindado por su persona, su historia y por todos aquellos personajes que hacen de Barcelona un lugar único y mágico", ha explicado la organización del local.