06 ago 2020

Ir a contenido

La 080 recuerda a Andrés Sardà

En la pasarela han destacado los diseños de Eva Iszoro, Sonia Carrasco, Esaú Yori y Txell Miras

Luis Miguel Marco

Núria Sardà, en el homenaje a su padre.

Núria Sardà, en el homenaje a su padre.
Una propuesta de Sonia Carrasco.
Un diseño de Esaú Yori.

/

Después del desfile madrileño de la firma la semana pasada, la 080 ha rendido un homenaje al diseñador Andrés Sardà, fallecido el 15 de septiembre pasado a los 90 años. La modelo Judit Mascó, que fue quien abrió y cerró el desfile de Madrid  junto a Martina Klein, Vanessa Lorenzo y Verónica Blume, ha ejercido este martes, en una sala del recinto modernista de Sant Pau, de presentadora de un acto que ha congregado a un nutrido grupo de amigos de la firma que tiene a su hija Núria Sardà como directora creativa. La empresa, recordemos, es propiedad del grupo belga Van de Velde.

 "Andrés no ayudó mucho a afianzar nuestras carreras. Fue pionero en lo suyo, en sacar a las mujeres prácticamente desnudas a una pasarela pero ojo, con esa frase tan de ahora, empoderadas. Te hacía sentir potente, importante. Yo creo que cuando alguien muere no muerte del todo si queda en el recuerdo de la gente y eso es lo que pasa con Sardà", explicaba Judit Mascó, querecordó las "fabulosas" sesiones de fotos con nombres como Ferrater y Outomuro y abundó en la idea de que una buena lencería “está hecha para gustarte primero a ti”. Mascó recordó el desfile de Madrid, en el que lució una mantilla negra, como muy emotivo. "Después de un minuto de silencio, nos tocó a salir a nosotras bien arriba y demostrar que aquí estamos todavía. En mi caso, a mis 50 años, me sigue encantando la moda".

"Pionero en el diseño industrial"

Nuria Sardà, que agradeció “las numerosas muestras de cariño recibidas estos días” recibió emocinada una escultura de manos de Marta Felip, secretaria general d’Empresa i Coneixement.También tomó la palabra el teniente de alcalde Jaume Collboni, que recordó la figura de Sardà como la de un "pionero en el diseño industrial de una Barcelona que ansiaba abrirse al mundo, un empresario visionario en los 60 y que, como otros muchos, hicieron de Barcelona un referente del diseño y de la moda". "El Ayuntamiento –añadió- está dispuesto a seguir potenciando este sector desde el epicentro del DHub, el museo del disseny de las Gròries".

La segunda jornada ha destacado con el diseño de Sonia Carrasco. En su segundo desembarco en la 080, ha demostrado este martes que su compromiso con el medioambiente va muy en serio y que lo comercial no tiene por qué estar reñido con el buen diseño. «Todos los tejidos son reciclados: cashemir, lana, poliéster a partir de botellas de plástico, los botones son de papel reciclado, hasta las cremalleras son recicladas también y reciclables…» Una presentación con siluetas bien logradas, ropa madura para quien quiera llevarla sin seguir el calendario de la moda ni las tendencias. De momento está vendiendo en tiendas de Japón. En Europa, todo 'on line'.

También sobresaliente el trabajo de Esaú Yori. «Está vistiendo a Gigi Hadid, pero para triunfar ha tenido que irse a China". Así resumía una espectadora del desfile el devenir de este joven de Lima, que estuvo en Barcelona y acabó levantando su firma en Guangzhou. «Mi padre es mitad japonés, mitad peruano, y de ahí mi conexión asiática. En China he podido crecer como marca porque, no nos engañemos, hasta la alta costura se fabrica allí.

Esta ha sido su segunda colección en Barcelona, una propuesta para el próximo invierno que es «sastrería masculina aplicada a la mujer». Un pase con 36 'looks' en tres colores básicos: azul marino, negro y blanco, también algo de pata de gallo.

Por la tarde también se vio el trabajo de Txell Miras y cerró la jornada Boris Bidjan Daberi, un diseñador de origen persa alemán que vive en Barcelona.

La jornada la abrió  Eva Iszoro con Accidental Cutting. "Lo que habéis visto es un método de patronaje experimental que he inventado yo y que está dirigido a encontrar volúmenes inexistentes con cortes y patrones aleatorios, abstractos y accidentales." A mí no me interesa el cuerpo", ha asegurado con arrojo esta madrileña que estudió arquitectura. También fue el debut en la 080 de eiko ai, una firma de prêt-à-porter femenina que tiene a Glo Lladó como diseñadora. "La colección se llama Quantum One y está inspirada en el cosmos, por eso tiene mucho brillo en forma de lentejuelas y metalizados". Tomaron buena nota los participantes de 'Maestros de la costura'.

Temas Pasarela 080