26 feb 2020

Ir a contenido

5 GALARDONADOS POR AÑO

Los duques de Cambridge abanderan un 'Nobel de ecología'

Guillermo y Catalina se vuelcan en el Premio Earthshot, con una dotación millonaria para las mejores soluciones para salvar a la Tierra

Laura Estirado

El príncipe Guillermo y su esposa, Catalina, en su visita al glaciar Chiatibo, en Paquistán, el pasado octubre.

El príncipe Guillermo y su esposa, Catalina, en su visita al glaciar Chiatibo, en Paquistán, el pasado octubre. / REUTERS / NEIL HALL

La fuerza del movimiento 'verde' impulsado por la joven activista sueca Greta Thunberg -este 3 de enero ha cumplido 17 años- es de impacto planetario, y ya varios líderes mundiales están tomando ejemplo e incluyendo en sus agendas políticas ecologistas para ayudar a revertir la crisis climática. En su discurso de Año Nuevo la cancillera alemana Angela Merkel hizo una seria advertencia sobre el cambio climático, porque es "real y peligroso", dijo. Y el mismo día, el gabinete de prensa del príncipe Guillermo de Inglaterra anunció el lanzamiento de un nuevo premio ambiental para este 2020, algo así como un 'Nobel de Ecología', para premiar las mejores soluciones a la crisis climática. De esta manera, los duques de Cambridge dejan claras sus posiciones y dan brío a su protagonismo en la corona británca.

Con el apoyo de varias organizaciones y empresas, el nuevo Premio Earthshot reconocerá a cinco galardonados cada año durante la próxima década, hasta el 2030, "con el objetivo de encontrar al menos 50 soluciones para los desafíos más importantes a los que se enfrenta el mundo", ha anunciado en una nota Kensington Palace.

"La Tierra está en un punto de inflexión y nos enfrentamos a una cruda elección: o continuamos así y dañamos irreparablemente nuestro planeta, o recordamos nuestro poder único como seres humanos y nuestra capacidad continua para liderar, innovar y resolver problemas", asegura en su presentación el Premio Earthshot, en cuyo vídeo promocional cuenta con la colaboración del famoso naturalista británico David Attenborough, que ya ha bautizado esta iniciativa como "el premio ambiental más prestigioso de la historia".

Pasar a la acción

El objetivo del príncipe Guillermo, de 37 años, y segundo en la línea de sucesión al trono de la reina Isabel II, es "disipar el pesimismo actual sobre el medio ambiente y reemplazarlo con optimismo y acción", ha subrayado.

El premio reconocerá a científicos y activistas, así como a economistas, empresas y gobiernos que ayudan a proporcionar soluciones a la crisis climática, "especialmente para las comunidades más expuestas al cambio climático".

Los duques planean reunir una gran coalición de filántropos y empresas para apoyar su iniciativa. Por ahora, más de 60 organizaciones y expertos de todo el mundo han sido consultados para la creación de estos premios. Sir Attenborough fue con el primero con el que Guillermo se puso en contacto.

Además de una importante dotación, que será millonaria, los ganadores recibirán un reconocimiento público global, con el objetivo de conseguir la colaboración de empresas y gobiernos.

La fecha de la primera ceremonia de entrega de premios aún no se ha especificado, pero Kensington ha avanzado que será "en unos pocos meses". Las ceremonias se llevarán a cabo en diferentes ciudades del mundo.