ABUSO SEXUAL

Principio de acuerdo de Weinstein con decenas de acusadoras

Las aseguradoras de su estudio pagarían 25 millones de dólares y él no tendría que admitir culpabilidad

Sigue adelante el proceso para el juicio penal en Nueva York que arranca el 6 de enero

El productor Harvey Weinstein llega con un andador por una lesión de espalda al tribunal de Nueva York donde enfrenta un juicio penal por violación y agresión sexual.

El productor Harvey Weinstein llega con un andador por una lesión de espalda al tribunal de Nueva York donde enfrenta un juicio penal por violación y agresión sexual.

3
Se lee en minutos
Idoya Noain

Si todo va sobre lo previsto Harvey Weinstein se sentará el 6 de enero en un banquillo en Nueva York para empezar a enfrentar el caso penal en el que está imputado por una violación y otra agresión sexual. El productor, no obstante, está cerca de liberarse de decenas de juicios y demandas más planteados ante la justicia civil por más de 30 mujeres que le acusan desde de acoso y abuso hasta de violación.

Según ha informado 'The New York Times', el diario que primero sacó a la luz las acusaciones hace ahora algo más de dos años, los abogados de Weinstein y su estudio han alcanzado un principio de acuerdo por el que, con 25 millones de dólares, se evitarán las demandas.  Aunque aún debe ser ratificado por un tribunal, los términos del principio de acuerdo establecen que Weinstein no tendrá que admitir culpabilidad. Tampoco pagará a sus víctimas de su propio bolsillo.

Los 25 millones de dólares, según las fuentes legales del 'Times', forman parte de un pago mayor, de 47 millones, con el que también se solventarían las demandas de acreedores de Miramax, la compañía de Weinstein que se acogió a las leyes de protección de bancarrota cuando estalló el escándalo. De hecho, serían las aseguradoras del estudio, no el propio Weinstein, las que pagarían tanto a las mujeres como a los acreedores.

"No me encanta pero..."

Algunas de las acusadoras de Weinstein han aceptado el principio de acuerdo aunque sin convencimiento. “No me encanta (el pacto) pero no sé cómo puedo ir a por él (Weinstein), no sé qué puedo hacer realmente”, le ha dicho al diario neoyorquino Katherine Kendall, una de las actrices que acusa al productor. “No creo que haya un acuerdo mucho mejor que se pueda conseguir”, ha declarado también al rotativo Genie Harrison, la abogada que representa a una antigua ayudante de Weinstein que también le ha acusado de acoso, Sandeep Rehal.

Ashley Judd, la primera actriz de renombre que acusó públicamente a Weinstein, mantiene su intención de llevarle a juicio y otras dos mujeres que le acusan, la productora Alexandra Canosa y la actriz Wedil David, no han aceptado el principio de acuerdo y según han explicado sus representantes legales al 'Times' pretenden retarlo.

Nueva fianza

Weinstein, además, tiene que sentarse en el banquillo en el caso penal, donde se espera que testifiquen la actriz Anabella Sciorra y otras tres mujeres para apoyar los cargos de agresión sexual agravada que podrían conllevar la cadena perpetua.

Este mismo miércoles ha comparecido ante el tribunal, adonde el productor de 67 años ha llegado con un andador por una lesión en la espalda que sufrió en un accidente de tráfico en agosto y por la que este jueves se somete a cirugía. En la vista se ha elevado su fianza y ha tenido que depositar dos millones de dólares en forma de un bono asegurado por avales que se suman al millón que pagó en efectivo anteriormente.

Noticias relacionadas

La fiscalía ha aprovechado la vista para acusar al productor de estar manipulando el aparato electrónico con el que se monitorean sus movimientos, que ha dejado de enviar señales al menos 57 veces en dos meses. Los abogados defensores de Weinstein han atribuido esos parones a baterías agotadas y otros fallos técnicos.

La principal fiscal del caso también ha alertado de que el productor ha logrado en los últimos dos años 60 millones de dólares por la venta de cinco propiedades y ha sugerido que podría tratar de huir. El juez James Burke, que preside el caso, ha justificado el aumento de la fianza asegurando que “la única preocupación del tribunal es que el acusado vuelva” pero también ha advertido a Weinstein de que “si no aparece por alguna razón voluntaria el juicio continuará en su ausencia”. “Si tiene más problemas médicos la corte no será terriblemente comprensiva”, ha dicho también.