Ir a contenido

80 AÑOS DE UNA ESTRELLA

Tina Turner, la mujer maltratada que resurgió y alcanzó la cima mundial

La cantante, ahora apartada de los focos, se sobrepuso al maltrato de su esposo y a la trágica muerte de su hijo

El Periódico

La estrella del pop Tina Turner cumple 80 años.

La estrella del pop Tina Turner cumple 80 años. / EFE

Tina Turner ha pasado a la historia como una de las cantantes más explosivas y con una voz prodigiosa. La cantante, que este martes ha cumplido 80 años, es también un ejemplo de resistencia ante los momentos tormentosos que han marcado su vida, desde los malos tratos de su esposo Ike Turner hasta el suicidio de su hijo mayor.

Retirada del mundo del espectáculo en el 2009, su vida sigue despertando fascinación, tanto que en el 2018 se estrenó en Londres el musical 'Tina – The Tina Turner Musical', que actualmente se está representando en Nueva York y Hamburgo.

Pero detrás de esta gran estrella se esconde una vida muy compleja. Anna Mae Bullock, conocida mundialmente como Tina Turner, fue descubierta cuando era una adolescente por Ike Turner, pionero del rock and roll. Entre los años 60 y 70, con temas como 'A Fool in Love' y discos como 'River Deep – Mountain High' (1966), se abrieron camino en el mercado 'mainstream'.

Sin embargo, los inicios de la carrera de los Turner no fue nada fácil. "Nunca hacemos algo agradable y fácil: siempre lo hacemos agradable y duro", comentó la propia Tina en relación a la versión de la canción 'Proud Mary'.

Confesiones desgarradoras

En el ámbito personal, Ike y Tina tuvieron su primer hijo en 1960 y se casaron en Tijuana (México) un año después. En su autobiografía 'I, Tina: My Life Story' (1986), la cantante revela los abusos y malos tratos por parte de su marido. Debido a estas evidencias de violencia doméstica, el dúo Ike y Turner se separó en 1978.

"Una vez me arrojó café caliente a la cara provocándome quemaduras de tercer grado. Usó mi nariz como saco de boxeo tantas veces que podía saborear la sangre corriendo por mi garganta mientras cantaba. Me rompió la mandíbula. Y no podía recordar lo que era no estar con los ojos amoratados", confiesa Tina en 'My love story', donde también relata un intento de suicidio en 1968. Fruto de varios episodios de humillación, la cantante decidió acabar con su vida y se tomó 50 somníferos, pero los médicos la salvaron en el hospital.

Tina sufrió unos años más de palizas antes de pedir el divorcio, el 2 de julio de 1976, tras una fuerte pelea con Ike. Tras dos meses escondida en casa de la hermana de su abogado y tras recuperar fuerzas, formó su propia banda.

Sin embargo, su marido no se dio por vencido e intentó obstaculizar su carrera de todas las formas posibles: llegó a sobornar a discográficas para que la ignoraran. Fue entonces cuando la cantante, que estaba endeudada y nadie apostaba por querer lanzar una carrera en solitario de una mujer de 37 años, decidió dar el salto en Europa.

Resurge en los 80

En 1977, su vida empezó a cambiar, aunque sus discos no tuvieron la repercusión esperada hasta que llegó el 'Momento Cenicienta', tal y como ella lo describe. En 1983, David Bowie acudió al concierto de la cantante en el Ritz: "El show fue muy bien y después David vino al 'backstage' con Keith Richards. Aquella noche en el Ritz mi vida cambió dramáticamente. Capitol firmó conmigo un acuerdo y también lo hice con EMI en Inglaterra".

Así fue como su figura resurgió dejando atrás un pasado de maltratos y vejaciones, convirtiéndose en una auténtica estrella del pop, llenando estadios por todo el mundo, consiguiendo doce premios Grammy y más de 200 discos vendidos en todo el mundo.

A esta época más arrolladora de la cantante pertenecen éxitos que siguen sonando hoy en día, como 'The Best' y 'What’s Love Got to Do Wiht It', y discos como 'Private Dancer' (1984) y 'Twenty Four Seven' (1999). En febrero del año 2000, protagonizó un amago de retirada, pero volvió a salir de gira con su 'Tina! 50th Anniversary Tour', aprovechando que su carrera musical cumplía cinco décadas.

Apartada de la música

Turner, que también ha realizado incursiones en el cine, anunció su retirada del mundo de la música de manera oficial al cumplir los 70 años. Desde 1995, vive en Suiza con su actual marido, Erwin Bach, un empresario de la industria de la música 16 años menor que ella, con quien se casó en el 2013. Su primer marido, Ike Turner, murió de sobredosis en el 2007.

En esta nueva etapa de su vida, Tina sólo ha hecho frente a una tragedia, la muerte de su hijo Raymond Craig, que se suicidó en julio del 2018. Ha superado esta desgracia y ahora vive feliz con un marido que la quiere, disfrutando de su libertad y de su obsesión por la decoración, su gran pasión al margen de la música.

Temas: Música