Ir a contenido

MUESTRA CREATIVA EN MADRID

Almodóvar cambia la cámara por el pincel con 'Flores'

El cineasta presenta junto al pintor Jorge Galindo una exposición de obras en las que el color es el protagonista

Efe

Una de las obras de la exposición de Pedro Almodóvar y Jorge Galindo, este jueves en Madrid.

Una de las obras de la exposición de Pedro Almodóvar y Jorge Galindo, este jueves en Madrid. / CARLOS R. ÁLVAREZ / WIREIMAGE

Pedro Almodóvar cambia la cámara por el pincel en 'Flores', una exposición que ha desarrollado a cuatro manos con el artista Jorge Galindo, y en el que ambos han trasladado la explosión de color y la emoción de su filmografía.

"Ha sido como una danza de complicidad", ha explicado hoy el comisario de la muestra, Rafa Doctor, sobre el proceso creativo entre Galindo y Almodóvar.

Esa danza, que llevan bailando desde el invierno pasado en el estudio del pintor en Borox (Toledo), es la primera incursión en el mundo de la pintura de Almodóvar, que el año pasado ya comenzó a experimentar con la fotografía de bodegones de flores.

El color como protagonista

'Flores' parte justo de esa primera experiencia. Aquellos bodegones, ampliados, han servido de lienzo al tándem Galindo-Almodóvar que, a ritmo caótico, han pintado sobre ellos con trazos impulsivos de color, a veces con brocha, a veces con la mano, a veces lanzando chorretones de pintura sobre las imágenes de rosas, margaritas y crisantemos.

La explosión de rosa, amarillo, blanco, verde y azul en lienzos de gran formato genera un evocador resultado que, pese a ser un trabajo a cuatro manos, está estrechamente ligado al reconocible lenguaje del cineasta manchego.

El peculiar proceso experimental que han generado las más de cuarenta obras expuestas puede verse en varios vídeos. "Es un proceso caótico, pero lo hacen con mucho silencio, a veces ni se miran", ha descrito el comisario.

Ambos aplican color frenéticamente y sin piedad sobre los delicados bodegones de Almodóvar, delimitados por siluetas limpias y la sencillez, y que resurgen con más fuerza tras el proceso. "A veces se establecía un diálogo entre Jorge y yo, o dos monólogos simultáneos, cada uno en una punta del cuadro", dice el cineasta en el dosier de la muestra.

Por su parte, Rafa Doctor ha señalado que tanto Almodóvar como Galindo "mantienen una fijación por el mundo del otro y se nutren de ellos constantemente y sin complejos".

La propuesta nace de 'Dolor y Gloria'

La relación de Almodóvar con la pintura aparece en su filmografía, pero se nota especialmente en 'Dolor y Gloria', grabada en su propia casa y en la que se puede ver parte de su colección de arte. "Los planos de sus películas, diseñadas al milímetro, están concebidos como si fueran cuadros", ha explicado hoy Doctor.

El comisario añade que "la relación de esta peculiar propuesta nació de este último filme", cuando Almodóvar encargó al artista el dibujo de un niño leyendo sobre un papel roto, que aparece en la película. Sin embargo, su relación es anterior, puesto que el cineasta posee una obra de Galindo en su colección de arte, y en 'La piel que habito' ya aparece un cuadro de su ahora compañero de viaje.

Fue el pintor quien propuso el proyecto a Almodóvar tras su colaboración en 'Dolor y Gloria' y tras quedar prendado de su obra fotográfica. "Me gustan tanto sus imágenes porque transmiten un único objetivo al hacerlas, reflejar una emoción", explica Galindo en el dossier de la muestra.

Consciente de que sobre la obra puede planear cierta idea de intrusismo, el comisario ha dejado clara la entrega de ambos con este proyecto: "Son muy exigentes, si no estuvieran contentos con el resultado, no lo habrían mostrado".

Así pues, los dos artistas han supervisado al milímetro la muestra, desde la iluminación a la distribución de las obras.

'Flores', cuyo cartel ha sido diseñado por Juan Gatti -habitual de los carteles de la filmografía de Almodóvar-, se inaugura hoy en el edifico de la antigua Fábrica de Tabacos de Madrid, y se podrá ver hasta el 26 de enero. Parte de las obras de la muestra se expusieron este verano en el Centro Andaluz de Fotografía de Almería.