Ir a contenido

CONMEMORACIÓN FAMILIAR

Los 'principitos' protagonizan el Día Nacional de Mónaco

Carlota Casiraghi, embarazada de su tercer hijo, ha sido la gran ausente en la tradicional celebración

El Periódico

El príncipe Alberto y su mujer,  la princesa Charlene entran en la catedral, donde se ha celebrado una misa con motivo del Día Nacional de Mónaco.  / REUTERS / ERIC GAILLARD

El príncipe Alberto y su mujer,  la princesa Charlene entran en la catedral, donde se ha celebrado una misa con motivo del Día Nacional de Mónaco. 
Pierre y Andrea Casiraghi han asistido a la festividad de Mónaco, acompañados de sus esposas y sus hijos.

/

Un año más, la familia Grimaldi ha festejado el Día Nacional, una tradición institucional que se celebra en Mónaco cada 19 de noviembre desde 1949, Pese a que no suele ir a estes tipo de actos públicos, la princesa Charlene ha acompañado a su marido, el príncipe Alberto  La pareja ha llegado a la catedral con sus mellizos, los pequeños Jacques y Gabriella, que se han divertido de lo lindo durante la celebración. 

La festividad se ha convertido en una cita de lo más familiar y en la que los más pequeños de la familia monegasca se han llevado todo el protagonismo. Por su parte, la princesa Carolina y su hermana Estefanía han acudido también con sus hijos y nietos. Aunque este año la gran ausente ha sido Carlota Casiraghi, que se encuentra embarazada de su tercer hijo. Tampoco han asistido su marido, el productor Dimitri Rassam ni sus dos hijos Raphael y Balthazar. Tampoco han hecho acto de presencia las hijas de Estefanía, las jóvenes Pauline Ducruet y Camille Gottlieb, pero sí su hermano Louis Ducruet, que ha estado acompañado de su mujer, Marie Chevallier, que no ha pasado desapercibida con un llamativo conjunto de chaqueta malva y tocado en blanco roto. 

A primera hora de la mañana, estaba todo listo para iniciar los festejos en el patio del palacio. Los primeros en salir han sido los hijos de las princesas Carolina y Estefanía acompañados de su hermano Andrea Casiraghi, que iba acompañado su mujer Tatiana Santo Domingo y sus tres hijos: Sasha, de 6 años; India, de 3 y el pequeño, Maximilian, de un año.

Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo han comparecido también junto a sus hijos Stefano, de 2 años, y Francesco, de un año. Por último, la hija menor de Carolina, Alejandra de Hannover, ha acudido sola, sin su novio Ben Sylvester Strautmann.

 

Mientras los más jóvenes ocupaban el balcón de la imponente escalinata de mármol de Carrara, Alberto, su esposa y sus hermanas hacían acto de presencia junto a la guardia real y todas las autoridades gubernamentales.

Para la ocasión, Charlene, que se le ha visto muy seria, ha elegido un 'look' en blanco con jersey de cuello alto, abrigo y pantalón que ha complementado con un sombrero de ala ancha del mismo tono. Por su parte, la princesa Carolina ha optado por un abrigo azul celeste y un sencillo tocado con redecilla, que conjuntaba perfectamente con el vestido midi negro y su clásico collar de perlas, mientras que su hermana menor, Estefanía ha destacado con un sobrio traje negro.