ESTUVO EN LA PRESENTACIÓN DE 'MESSI 10'

El fundador del Cirque du Soleil, detenido por cultivar marihuana

Guy Laliberthé ha sido arrestado en su isla privada de la Polinesia francesa y se enfrenta a 10 años de prisión

El multimillonario Guy Laliberté, en Papeete, en la Polinesia Francesa, este miércoles. / AFP / MILE LEYRAL

El multimillonario Guy Laliberté, en Papeete, en la Polinesia Francesa, este miércoles.
Estreno de ’Messi 10’, con Guy Laliberthé con sombrero.

/

Se lee en minutos

Luis Miguel Marco

El multimillonario canadiense Guy Laliberté, fundador del Cirque du Soleil, está acusado de cultivar marihuana en Nukutepipi, su isla privada en la Polinesia francesa, y de posesión de estupefacientes. Tras permanecer bajo custodia policial en la ciudad de Papeete, Laliberté ha sido puesto en libertad bajo fianza. Según las leyes francesas, se enfrenta a 10 años de prisión. "He conocido a personas fantásticas en comisaría, pero no es muy agradable ser acusado de traficante", ha dicho Laliberté tras quedar en libertad

El abogado del empresario, Yves Piriou, asegura que se trata de un cultivo para uso medicinal y  ha subrayado que Laliberté se "disocia completamente de cualquier rumor que le implique en la venta o tráfico de narcóticos, así como que tiene la intención de colaborar con las autoridades locales en la investigación".

Según su empresa, Red Moon, Guy Laliberte ya ha invertido 100 millones de euros en Nukutepipi, donde trabajan cien empleados  El empresario está acusado de cultivar plantas de marihuana en un contenedor cerrado en su atolón privado de Nukutepipi, en el archipiélago de Tuamotu. Los productores de pakalolo (nombre polinesio del cannabis) nunca son condenados a prisión por pequeñas cantidades a menos que sean delincuentes reincidentes. "Tenemos unas diez plantaciones de pakalolo para consumo médico y personal y nada más", ha asegurado el abogado del multimillonario.

Laliberté estuvo en el estreno del espectáculo 'Messi 10' de Cirque du Soleil en Barcelona el pasado 10 de octubre. Exsaltimbanqui, exempresario circense, exjugador de póker, exturista espacial, filántropo e ibizenco de adopción, su fortuna según 'Forbes' rondaría los mil millones de euros. Ahora es un espectador aventajado del rumbo que ha tomado el circo ya que hace tres años vendió el 90% la compañía canadiense a un fondo de capital privado, TPG Capital, y al grupo chino Fosun, una de las mayores empresas de capital privado de China con negocios en el acero, el turismo y la industria farmacéutica, ahora al rescate de Thomas Cook. Laliberté conserva el 10% de las acciones.   

Este sesentón es un ejemplo del emprendedor hecho a sí mismo. "Tengo el mejor trabajo del mundo", presumía. Sus ganas de triunfar le llevaron a abandonar el nido familiar a los 14 años y a probar suerte con la armónica, el acordeón y la nariz roja. Aprendió a escupir fuego y a subirse a unos zancos. Empezó en los pasos de cebra de Montreal, pero fue a zancadas. Fundó el Cirque du Soleil con Gilles Ste-Croix y una tropilla de artistas callejeros en 1984 y se lanzaron al abismo. "Sabía que para sobrevivir con Le Cirque du Soleil tenía que exportarlo de Canadá. Invertimos hasta el último centavo en llevarlo a California, fue básicamente triunfar o morir en Los Ángeles".

Siete espectáculos permanentes en Las Vegas

La fórmula –nada de animales, poesía visual y buenas acrobacias– resultó infalible. La crítica aupó a la formación que a finales de los 90 y durante los 2000 se expandió por todo el mundo: han actuado en más de 300 ciudades diferentes, en casinos (tiene siete espectáculos permanentes en Las Vegas), en cruceros.. y han producidos grandes 'shows' a partir de figuras como Michael Jackson, los Beatles, Elvis Presley y ahora, Messi. 

Guy pasa parte del año en Eivissa. Allí tiene un espectacular casa con vistas sobre cala Llentía y Es Vedrà, donde ha compartido veranos con Rizia Moreira y con Claudia Barilla, su primera y segunda mujer, madres de sus cinco hijos, y donde ha dado fiestas memorables. En la finca, Guy hizo plantar 13 monolitos de basalto de entre 10 y 20 metros formando un círculo. "Transmite vibraciones magnéticas muy fuertes", describía en una entrevista. "Representa el movimiento de los planetas alrededor del sol". Por eso el monolito central está coronado con oro. 

Turista espacial con nariz de payaso

Nada descabellado si recordamos que Laliberté ha sido también el séptimo turista espacial. Fue en el 2009. El viaje le salió por unos 30 millones de euros –con litigio de por medio– por viajar a bordo de la nave rusa Soyuz desde Kazajistán hasta la Estación Espacial Internacional. El pasaje incluía cuatro días de viaje (ida y vuelta) y diez en la estación. Antes de despegar, posó vestido de astronauta con su nariz de payaso. 

Aquella aventura, una estrategia publicitaria para su empresa y su findación, no le cambió la vida. "Fue una experiencia extraordinaria, estuve allí y fui la persona número 510 que viajó al espacio exterior. Es un privilegio, aunque pagues, estar entre los mil primeros en hacer algo de esta envergadura en el planeta, una experiencia física y mental, pero era el que era y sigo siendo el que soy", recordaba este verano en el 'Diario de Ibiza'.

El póker también le ha salido caro. Disfrutaba apostando, pero tuvo que dejarlo. "Me he comportado como un niño de colegio con las apuestas", confesaba a 'Le Journal de Montreal'. Procupado también por lo que estamos haciendo con el planeta, preside desde 2007 la Fundación One Drop, cuya misión, según sus estatutos,  es facilitar el acceso a agua potable, saneamiento e higiene como una fuerza transformadora para mejorar las condiciones de vida de algunas de las comunidades más vulnerables del mundo. "El medio ambiente está en lo más alto de mi lista de prioridades", defiende.

Hace años fundó Lune Rouge, con la que desarrolla proyectos relacionados con el arte, la tecnología y el entretenimiento. Con esta firma ha desarrollado junto a los hermanos Adrià, Albert y Ferran, Heart Ibiza, una experiencia gastronomicocircense junto al Casino de Eivissa que aunque sufrío algún descalabro al principio ha celebrado este verano sus primeros cinco años de vida. 

Te puede interesar

En la Polinesia, el atolón de su propiedad y donde presuntamente cultiva marihuana, cuenta con 16 lujosas villas, piscinas, un observatorio astronómico, un cine, campos deportivos y numerosas obras de arte. Este atolón se podrá ofrecer para alquiler semanal por 900.000 euros cuando obtenga la licencia de funcionamiento. Lune Rouge espera este permiso para la próxima primavera. El atolón también tiene un estudio de grabación de última generación. Bono, el líder de U2, ha grabado en él.

.