Ir a contenido

DEBUTA CON 'HEVEL'

Nacho Duato se estrena como pintor abstracto

El coreógrafo, bailarín y director del ballet del Teatro Mihailovsky de San Petersburgo inaugura en una galería madrileña su primera exposición con ocho acrílicos "manchados con el cuerpo y con el alma"

Efe

El bailarín y coreógrafo Nacho Duato, en una imagen de archivo.

El bailarín y coreógrafo Nacho Duato, en una imagen de archivo. / MIGUEL LORENZO

Nacho Duato, coreógrafo, bailarín y director del ballet del Teatro Mihailovsky, en San Petersburgo, debuta como pintor e inaugura este jueves en Madrid su primera exposición, ocho acrílicos de gran formato, "intensos" y "manchados con el cuerpo y con el alma", según explica el artista en el catálogo.

Los cuadros, que se expondrán a partir de las 20.00 horas en la galería Materna y Herencia (en la calle Ruiz de Alarcón, 27, muy cerca del Prado y del Botánico), son "piezas raras, deseables, diferentes y diferenciales, obras de culto restringidas a coleccionistas y amantes del arte" que pintó entre Madrid, San Petersburgo, Valencia, Nueva York y Berlín.

En su debut pictográfico, que ha titulado como una de sus piezas coreográficas, 'Hevel', el artista (Valencia, 1957) refleja que la plástica "brota de sus manos visceral, vigorosa".

"Acto ajeno a la razón"

"Al igual que aquellos grandes predecesores en la abstracción expresionista" como KlineDe Kooning Pollock, ha pintado en un acto "de liberación, automatizado e instintivo, puramente inconsciente y ajeno por completo a la razón".

Imagen facilitada por la Galería Materna y Herencia del cuadro 'Hevel IV'-Acrílico de Nacho Duato.  / EFE

"No hay ningún mensaje claro en mi trabajo -explica Duato-, todo es sensación y dinámica. Mis cuadros son visiones que tengo entre el ojo y el párpado, nada de mística ni de inspiración. Es algo que uno se quita de los ojos, como una legaña, porque lo necesita".

Su obra, precisa, está "particularmente impregnada de cadencias musicales, pasos de baile" porque él siempre ha creído que sus coreografías son "como pintar en el espacio con movimientos".

"Piezas intensas, manchadas con el cuerpo y con el alma más que con la mano misma, que nacen en la oscuridad, muchas veces en mitad de la noche y en ocasiones con la luz casi apagada", explica y precisa que en estas obras no está "en modo alguno" presente la luz de Valencia, "ni el tiempo ni el espacio infinito".

"Concebidas como una total cobertura de la superficie, con frontalidad, sin jerarquías entre las partes del lienzo, hay un cosmos contenido en cada una" y "hasta música" porque cada cuadro está asociado "en su esencia" a una de sus coreografías.

De Madrid al mundo

En la galería Materna y Herencia, las obras se podrán contemplar hasta el próximo domingo 10 de noviembre. Después, 'Hevel' se irán exponiendo "durante los próximos años" en distintas salas del mundo, y para la galería, según indica en el catálogo, es "un orgullo" que ese recorrido expositivo de Duato, "creador único, diferente, dotado de una magia y personalidad irrepetibles", "se inicie en Madrid y junto al Museo del Prado".

Temas: Danza