Ir a contenido

REINA MIDAS CORSETERA

Kim Kardashian recauda 2 millones en 2 minutos con sus fajas

La marca Skims, de la 'influencer' y empresaria, bate todos los récords de ventas en la industria de la ropa interior

El Periódico

Kim Kardashian y otras modelos con la polémica faja que ella ha patentado como kimono.

Kim Kardashian y otras modelos con la polémica faja que ella ha patentado como kimono.

Después del traspiés por haber bautizado a su marca de fajas con el nombre de 'kimono' -se le echó encima todo el país del sol naciente-, la 'influencer', empresaria y estrella de los 'realities' Kim Kardashian ha vuelto a demostrar por qué es ahora mismo la reina Midas de la moda. La actriz y modelo, de 38 años, lanzó el pasado martes a la venta su línea de ropa interior reductora y, según cuentan portales como TMZ, la mujer del rapero Kaney West tardó la friolera de ¡dos minutos en embolsarse dos millones de dólares!

web de Skims, el nombre de las fajas en todos los tonos carne imaginables -del arena al café casi negro-, no daba abasto y muchos modelos se agotaron al instante. Tal eran las ganas de las fans de encorsetarse al estilo de las del clan Kardashian.

Sin parangón

Las cifras de ventas en un primer día de lanzamiento no tienen precedentes en la industria de ropa interior, asegura el mismo medio norteamericano, que cuenta que el competidor directo de Skims, la firma Spanx (especializada en el mismo tipo de ropa interior pero que vende a precios más elevados), por ejemplo, ganó cuatro millones en su ¡primer año! de actividad. 

Para la campaña de debut de la marca, Kim Kardashian había reclutado a sus cuatro famosas hermanas (Khloé y Kourtney Kardashian, y Kylie y Kendall Jenner) así como a Alice Marie Johnson, la mujer de 64 años condenada a cadena perpetua a la que Kim ayudó a salir de la cárcel con el favor del mismísimo Donald Trump, así como a otras 25 mujeres con cuerpos "reales", que explicaron cómo la marca les "da poder para sentir las mejores versiones de sí mismas".

Otros negocios de éxito

No es la primera vez que la más famosa de la familia -que tiene un patrimonio de casi 200 millones- arrasa cuando lanza un producto. La productora del 'reality' que desde el 2007 la catapultó al olimpo 'celebrity', también agotó las existencias pocas horas después de lanzar su línea de cosmética 'contour' hace dos años. Sus boyantes negocios incluyen también aplicaciones de móvil (Kimoji), perfumes, dietas, libros, cremas bronceadoras. En el 2010 las Kardashian recibieron unos 65 millones de dólares solo en concepto de concesión de licencias con su apellido. A todo esto hay que sumar lo que la 'influencer' factura por sus apariciones públicas en clubes, fiestas y eventos varios.