24 sep 2020

Ir a contenido

ACTRIZ Y EMPRESARIA

Cara Delevingne, una máquina de hacer dinero

Es la maniquí mejor pagada del Reino Unido, aunque se ha volcado en su faceta como actriz y empresaria

El Periódico

Cara Delevigne, el 3 de septiembre en Nueva York.

Cara Delevigne, el 3 de septiembre en Nueva York. / GOTHAM GC Images

Curioso para una mujer que se apeó hace cuatro años de las pasarelas. Pero sí, Cara Delevingne, a sus 27 años, acaba de ser nombrada la modelo mejor pagada del Reino Unido después de embolsarse más de 23 millones de euros en 2018. Es más del doble de lo que gana su colega más cercana, la también empresaria Kate Moss, de 45 años, o la que fuera ángel de Victoria's Secret, Rosie  Huntingon-Whiteley, de 32 años, que ganó casi nueve millones. La joven será portada del número de octubre del 'Elle' británico. 

Todo esto le pilla a Delevingne en plena carrera en Hollywood, donde ha presentado su primera incursión en la pequeña pantalla con 'Carnival Row', la nueva serie de Amazon Prime Video que protagoniza junto al también actor británico Orlando Bloom y donde su interpretación de hada no está siendo muy bien parada por la crítica. "Se limita a poner la mirada 'Acero Azul' de Ben Stiller en 'Zoolander'", han escrito de ella. Sin formación ni experiencia previa, Delevingne anunció que dejaba de desfilar para seguir probando suerte en el cine en el 2015. Como carta de presentación mostraba su descaro en infinidad de sesiones de fotos para las principales cabeceras. Y es que a los 20 años, Delevingne ya gozaba del caché de las grandes supermodelos de los 90.

Desde su debut  en 'Anna Karerina' en el 2013 pasando por la superproducción francesa 'Valerian y la ciudad de los mil planetas', de 2017, de Luc Besson, la joven ha participado en una decena de películas, la mayoría de las cuales han pasado sin pena ni gloria. 

Musa de Chanel

Sus últimas grandes apariciones relacionas con la moda fueron de la mano de Chanel y en vida de Karl Lagerfeld: esos desfiles a lo grande en el Gran Palais de París transformado. También ha sido imagen de YSL, Burberry y Tag Heuer.Pero al margen de sus trabajos publicitarios como modelo y su efímera incursión en la literatura con la publicación de su novela 'Mirror, mirror' hace dos años, es su compañía, Cara&Co, la que más beneficios le ha reportado. La creó en el 2013 y gestiona la propiedad intelectual de la modelo: su imagen, su nombre y sus creaciones. 

Según 'Daily Mail', en el último año Delevingne ha ganado más de 60.000 euros al día a través de su empresa. Además también gana dinero a través del negocio de su padre, Harvey White Properties Ltd, dedicado principalmente a la compraventa y alquiler de inmuebles, donde forma parte del comité de dirección, junto a su hermana Chloe, que se unió solo hace unos meses.

Con más de 43 millones de seguidores en Instagram, cada aparición suya despierta interes, como cuando apareció con la cabeza rapada y pintada de plateado en la Gala Met. Se ha convertido en un referente para el colectivo LGTBI como un icono del llamado género fluido, el de personas que no se identifican con una sola identidad sexual y que se siente atraída sexualmente por personas independientemente de su sexo. De hecho, el pasado junio fue galardonada por su compromiso para luchar contra el suicidio entre los jóvenes LGTBI. Su discurso fue muy aplaudido por las palabras que le dedicó a su pareja, Ashley Benson, actriz de la serie 'Pretty Little Liars'. "Ella es una de las personas que me ayudan a quererme a mí misma cuando más lo necesito. Ella me mostró cuál es el amor real y cómo aceptarlo. Te amo,Sprinkles", terminó Delevingne, citando a la intérprete por su apodo. El diario 'The Sun' contaba este verano que la pareja se había casado en secreto en Las Vegas.