Ir a contenido

EL DIVORCIO DEL VERANO EN HOLLYWOOD

Miley Cyrus: "Me niego a admitir que mi matrimonio terminó porque engañé a Liam"

La cantante estalla en las redes

El Periódico

Miley Cyrus y Liam Hensworth, el pasado 6 de junio.

Miley Cyrus y Liam Hensworth, el pasado 6 de junio. / EFE / ETIENNE LAURENT

Después de conocerse que ya es oficial la solicitud que ha pedido Liam Hemsworth, de 29 años, de divorciarse de Miley Cyrus, de 26 años, después de ocho meses de casados y de unos años de idas y venidas, la cantante y exchica Disney, a golpe de tuit, ha querido responder a quienes aseguran que la ruptura se deba a una infidelidad por su parte. "Me niego a admitir que mi matrimonio terminó porque le engañé", asegura. 

Cansada de los comentarios sobre ella, Cyrus ha decidido contar en las redes sociales su versión. "Puedo admitir un montón de cosas pero me niego a aceptar que mi matrimonio haya terminado por una infidelidad. Liam y yo hemos estado juntos durante una década. Lo he dicho antes y sigue siendo cierto, Amo a Liam y siempre será así", ha escrito en Twitter. La exchica Disney reconoce que al ser un personaje público tiene un deber con sus seguidores -de hacerles partícipes de su vida-, pero lo que no está dispuesta es a aceptar las mentiras que, según ella, se han contado desde que se hizo público el divorcio: "Puedo aceptar que la vida que escogí significa que tengo que ser completamente abierta y transparente con los fans que quiero y el público el 100 % de mi tiempo. Pero no voy a admitir las mentiras contadas sobre mí".

Miley Cyrus hace querido ajustar cuentas y asegura que ni ha sido perfecta ni lo pretende. "No es ningún secreto que pasé mi adolescencia y mis 20 años de fiesta. No solo fumé, sino que abogué por el consumo de la marihuana. Experimenté con drogas y mi canción más importante hasta la fecha es sobre bailar con éxtasis y esnifar líneas en el baño. Cagué mis relaciones y fui infiel cuando era joven. Perdí un contrato a los 17 con Walmart por fumar salvia en un bong. Me echaron de un hotel por comprarle a Liam una pastel en forma de pene por su cumpleaños y lamerlo. Posé desnuda sobre una bola de demolición. Probablemente en Internet hay más desnudos míos que de cualquier otra mujer en la historia. Pero una vez que Liam y yo nos reconciliamos, me comprometí con ello. No hay secretos qué descubrir. He aprendido de cada experiencia en mi vida. No soy perfecta, no quiero serlo, es aburrido. (...). Pero la única conclusión es que he crecido", asegura la artista. 

Cyrus asegura que ha tenido que tomar "una decisión saludable para dejar atrás una vida anterior. Soy más feliz y saludable de lo que he sido en mucho tiempo. Podéis decir que disfruto haciendo twerking, que fumo marihuana, que soy una 'hillbilly' (termino peyorativo para referirse a los habitantes de áreas remotas) con la boca sucia, pero no soy una mentirosa. Me enorgullece decir que simplemente estoy en un lugar diferente de donde estaba cuando era más joven", finaliza la cantante, que asegura estar viviendo una "bonita amistad" con Kaitlynn Carter, con la que estuvo de viaje en Italia. La cantante se ha hecho incluso un tatuaje para perdurar el recuerdo de las vivencias con ella en el país. "Soy la persona más sana y feliz que he sido en mucho tiempo". 

Temas: Miley Cyrus