Ir a contenido

EN LA PORTADA DEL 'HOLA'

Isabel Preysler luce tipazo en el Egeo

La 'socialité' y su novio Mario Vargas Llosa han estado de cruecero por las islas griegas

Luis Miguel Marco

Portada de la revista ’’¡Hola!, con Isabel Preysler.

Portada de la revista ’’¡Hola!, con Isabel Preysler.

Ni el primer posado de Victoria Federica en Sotogrande unas páginas antes consigue hacerle sombra. Isabel Preysler sigue reinando en ¡Hola! y vuelve a copar, hace mucho tiempo que perdimos ya la cuenta, una nueva portada esta semana. La más grande del papel cuché, "impresionante con un traje de baño bicolor, con un pareo a juego", aparece en la cubierta de un yate en la que, junto a su novio el escritor Mario Vargas Llosa y unos amigos, ha realizado un crucero por las islas griegas. Son 68 años, no lo olvidemos. Los cumplió el pasado 18 de febrero.

"Como si el tiempo se hubiera detenido, Isabel sigue luciendo tipazo en bañador", comenta la publicación, que la muestra zambullándose de cabeza en el mar Egeo desde una plataforma y después, con un bañador blanco y un blusa también blanca y con gafas de sol sobre la cubierta del yate acompañada por el premio Nobel de Literatura.

El reportaje nuevamente parece un posado robado, ese en el que los protagonistas saben que un teleobjetivo les está captando a distancia y no hay declaraciones porque las imágenes ya cuentan lo que quieren contar. En cualquier caso, la portada está aprobada por la 'socialité', la mima que, en la entrevista que le hizo recientemente su amigo Boriz Izarrigue para el programa Lazos de Sangre de TV-1, reconocía: "Yo no sería nadie sin las revistas del corazón", aunque a estas alturas de su película estaba "un poco aburrida de verse". 

El años pasado, en Maldivas

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa han recorrido juntos ya medio mundo desde que se inició su relación hace cuatro años, desde el Perú originario de él pasando por Nueva York y el sudeste asiátivo. El verano pasado Isabel fue fotografiada también en biquini en las islas Maldivas, y el anterior, en Indonesia, donde por cierto él sufrió el ataque de unas medusas. Es muy probable que este año el siguiente destino de Preysler y Vargas Llosa sea Marbella. El escritor siempre es fiel a su cita con la capital de la Costa del Sol y con la clínica Buchinger a la que acude a descansar y a perder algo de peso siguiendo una dieta detox.

Aunque como se han hartado de repetir, la boda no parece estar entre sus planes futuros –"estamos bien como estamos", suelen decir–, parece que la chispa entre ellos no se agota. En este sentido, en el mismo programa 'Lazos de sangre', Tamara Falcó, la hija que Isabel tuvo con el marqués de Griñón, decía sobre Vargas Llosa: "Llevarte mal con Mario es imposible: es encantador, inteligente, se preocupa por la persona que tiene delante. Eso de una persona que respetas tanto y que sale con tu madre es maravilloso". Falcó aseguraba que su madre no ha perdido un ápice de encanto y que tiene un aura especial y también hablo de sus amores: "Creo que mi madre se llegó a enamorar muchísimo de tío Julio [Iglesias]. He estado con ellos y es algo especial lo que tienen. También se enamoró de mi padre [Carlos Falcó], se enamoró locament de tío Miguel [Boyer] y ahora está enamorada de Mario".