Ir a contenido

LAS PECULIARIDADES DEL NUEVO LÍDER BRITÁNICO

Carrie Symonds, la insólita 'primera novia' de Downing Street

La presencia oficial de la compañera sentimental de Boris Johnson, en trámite de divorcio, no tiene precedente en el Reino Unido

Begoña Arce

Carrie Symonds, de 31 años, la novia del nuevo primer ministro, Boris Johnson.

Carrie Symonds, de 31 años, la novia del nuevo primer ministro, Boris Johnson. / REUTERS

Boris Johnson está de mudanza y ha pedido que le compren una cama y la carguen en su cuenta corriente. El primer ministro está tramitando el divorcio de su aún esposa, Marina Wheeler, razón por la cual se ha quedado sin muebles. “No habrá coste alguno para los contribuyentes”, declaró uno de sus portavoces. Johnson, de 55 años, y una agitada vida sentimental a sus espaldas, será el primer político al frente del Gobierno británico que se instale con su novia en la residencia oficial, según se confirmó este lunes.  

Boris Johnson, durante una vista a Manchester, el sábado pasado. / REUTERS

Carrie Symonds, de 31 años, ha sido asesora de diferentes figuras del partido Conservador y mantiene una relación con Johnson desde hace, al menos, algo más de un año. La pareja ocupará el piso en la parte superior del número 11 de Downing Street, con cuatro habitaciones, situado encima de las oficinas del ministro de Finanzas. La vivienda, mucho más amplia que la del número 10, la residencia oficial del primer ministro, le correspondería de hecho al titular de esta cartera, Sajid Javid, que ha aceptado el cambio, a pesar de tener cuatro hijos.

En 1997 el laborista, Tony Blair, con cuatro hijos también, se había mudado al número 11, costumbre que adoptó después David Cameron y su prole. La familia de  Javid optará seguramente por continuar en su casa, del barrio londinense de Fulham.

¿Con la Reina en Balmoral?

La que la prensa llama la ‘Primera Novia’, ya pasó el fin de semana con Johnson en a la residencia de campo de Chequers. No se descarta que ambos acudan juntos a Balmoral, en Escocia, donde la Reina suele acoger cada verano, durante un fin de semana, al primer ministro de turno y su cónyuge. Ahora en Palacio se enfrentan a una situación sin precedentes.

Symonds trabaja actualmente como jefa de comunicación del programa para el medio ambiente, Vibrant Oceans, del grupo Bloomberg. Aunque no tiene responsabilidad oficial alguna en el actual equipo de gobierno, todas las fuentes coinciden en lo importante de su presencia y la potencial influencia sobre las decisiones del primer ministro.

Una bronca sonada

Hasta hace poco la consejera y relaciones públicas vivía en un piso en el barrio de moda, Camberwell, del que se marchó tras una sonada bronca con Johnson, que tras gritos y platos rotos, acabó con la llegada de la policía. La discusión no era la primera, según quienes les conocen. Reconciliados, la pareja, de acuerdo con el 'Daily Mail', adquirió la pasada semana un piso de estilo victoriano en la misma zona, donde el político es no es muy bien recibido. Symonds reapareció junto a los colaboradores de Johnson el pasado miércoles, en el momento en el que su amante se dirigía al país, después de tomar posesión del cargo.

Temas: Boris Johnson