19 sep 2020

Ir a contenido

#METOO

Retirado el cargo de "asalto indecente" contra Kevin Spacey

La negativa de la supuesta victima a seguir declarando obliga a la fiscalía a cerrar el caso en Nantucket

Era el único proceso penal abierto aunque otras denuncias, y hay más de 20, están bajo investigación

Idoya Noain

Kevin Spacey queda libre de los cargos por agresión sexual. / ANGELA WEISS (AFP / VÍDEO: EUROPA PRESS)

El único caso penal abierto contra Kevin Spacey, al que desde el estallido del #MeToo más de dos decenas de hombres jóvenes han acusado de abusos y otras conductas sexuales inapropiadas, se ha desmoronado como un castillo de naipes. La fiscalía que dirigía desde diciembre de 2018 el caso en el Tribunal de Distrito de Nantucket (Massachussetts) retiró el miércoles el cargo de “asalto indecente” con el que había imputado al oscarizado protagonista de 'American Beauty', de 59 años.

La decisión se esperaba desde la semana pasada, cuando la viabilidad del caso quedó en entredicho al negarse a seguir declarando el joven que acusó a Spacey de haberle emborrachado y tocado los genitales en 2016 en un restaurante donde él, que entonces tenía 18 años, era camarero. En la raíz de su silencio estaba la desaparición de su teléfono móvil, del que la defensa de Spacey sospecha que el joven o su familia borraron imágenes y mensajes que podrían haber contribuido a exonerar al actor, que defiende que lo que único que pasó entre ambos fue “flirteo consensuado”.

La madre del acusador, una antigua presentadora de televisión de Boston, ha reconocido que borró imágenes embarazosas del teléfono de su hijo antes de dárselo a la policía pero ha asegurado que no estaban vinculadas al incidente. Aunque la policía devolvió el móvil al padre, la familia dice que no lo encuentra.

"Indisponibilidad del testigo"

Cuando durante el juicio el abogado de Spacey, Alan Jackson, recordó al joven que la manipulación de pruebas es un crimen este decidió acogerse a la quinta enmienda, que permite no declarar para no incriminarse. Unos días antes ya había retirado una demanda civil, solo seis días después de presentarla. Y el juez que ha presidido el caso penal cuestionó entonces que la fiscalía pudiera proseguir, algo que se ha confirmado el miércoles, cuando la fiscalía explicó la retirada de los cargos “debido a la indisponibilidad del testigo de la acusación”.

Spacey que perdió su papel en 'House of Cards', fue borrado y reemplazado en la película 'Todo el dinero del mundo' cuando empezaron las denuncias y no ha vuelto a trabajar, queda libre, aunque sea de momento, de procesos penales. Son, no obstante, más de dos decenas de hombres y jóvenes los que le han acusado tanto en Estados Unidos como en Londres. En la capital británica  20 personas que trabajaron en el teatro Old Vic del que fue director artístico 11 años han denunciado su comportamiento y varias de esas denuncias están siendo investigadas.