Ir a contenido

ACTOR INMOBILIARIO

Antonio Banderas financia su teatro en Málaga con el patrocinio de pisos de lujo

El malagueño será imagen de las torres de lujo cuyos propietarios patrocinan también su proyecto

El actor estrenará el musical 'A chorus line' en octubre y anuncia entradas a precios asequibles

Julia Camacho

Antonio Banderas, durante su intervencion en la presentación del proyecto inmobiliario Picasso Towers.

Antonio Banderas, durante su intervencion en la presentación del proyecto inmobiliario Picasso Towers. / EFE / CARLOS DÍAZ

El sueño largamente acariciado por Antonio Banderas de trasladar Broadway Málaga está más cerca. El Teatro del Soho abrirá sus puertas el próximo 18 de octubre con la representación de 'A chorus line', un musical que estará accesible a todos los aficionados dado que las entradas, adelanta, tendrán un precio medio de 35€. Para consolidar definitivamente el proyecto, el actor malagueño contará con el patrocinio de Metrovacesa y Sierra Blanca, las dos promotoras inmobiliarias responsables de las tres torres de lujo en primera línea de playa, las Picasso Towers, de la que Banderas es ya imagen.

El proyecto inmobiliario, que el actor describió como uno de los residenciales de lujo más importantes de la Península dado que cuenta con 213 viviendas con un precio estimado de venta de 3,5 millones de euros, está ubicado justo junto al paseo marítimo que lleva el nombre del artista malagueño. Tres torres de 21 plantas en primera línea frente al mar en lo que antes era una zona de fábricas que pretenden “revitalizar” esa área oeste de Málaga de una manera “sostenible”, insistió. Por eso, lamentó que haya quien vea las tres torres como una “agresión”, recordando que el lujo es toda una industria millonaria en lugares como Francia, donde acaba de pasar una larga temporada.

Sin apoyo público

“Cuando se habla de lujo hay que volver la vista a Málaga”, apuntó, “y así debemos pensar, porque puede aportar muchísimo a la ciudad, ya que Málaga en sí mismo es un lujo”. La apuesta de los constructores por el desarrollo y la modernidad “dentro de esa Málaga que soñamos todos” es el elemento que terminó por conquistar al actor, explicó. Pero además ambas empresas promotoras se han comprometido “con un sueño personal mío, con el teatro que vamos a inaugurar en octubre y entran como patrocinadores”.

“No cuento con un duro público, todo es privado y necesito de la participación de empresas y bancos que se quieren mojar conmigo”, explicó Banderas, agradeciendo no solo la presencia de Metrovacesa y Sierra Blanca sino también de Caixabank. Todos ellos, dijo, harán posible que el Teatro del Soho, ubicado en lo que antiguamente fue el teatro Alameda, abra sus puertas el próximo otoño. Aunque vayan “justos de tiempo” con las obras del recinto y la gente tenga que estar ese día “de pie”, reconoció, pero ya se están haciendo ensayos.

Los jóvenes y los sueños

Frustrado su primer proyecto cultural en su ciudad natal, el actor tiene ahora la meta puesta en convertirse en un centro artístico de referencia. No en vano ha fichado al exdirector del Teatro Lliure, Lluís Pascual, para la dirección. La obra elegida para el estreno del recinto será el musical 'A chorus line', una reedición de la producción de Broadway representada por vez primera en 1975 y que precisamente comienza con la audición que un director, el propio Banderas, hace a los candidatos. Un simbolismo claro “de lo que pretende el Teatro del Soho Caixabank en su conjunto: trabajar con la gente joven, hablar sobre los sueños y también sobre el sacrificio para obtenerlos”.

Banderas habla con los periodistas tras la presentación del proyecto. / EFE

En su caso, el sueño está a punto de cumplirse, y en breve saldrán las entradas a la venta, según anunció. Aunque el precio aún no está claro, oscilará en una horquilla de entre 18 y 70 euros, muy lejos, dijo de los casi 500 euros que le costó ver un musical hace unos meses en Broadway y una cifra “impensable” en la ciudad de Málaga. Banderas concedió que ya hay conversaciones para que la obra salga de gira, por ejemplo a Nueva York, que ya la ha pedido. “Y probablemente terminemos allí porque los temas de diversidad en EEUU son muy importantes”, justificó, subrayando que la obra se va a representar en español, el segundo idioma de la Gran Manzana. Posteriomente, hay proyectos para visitar también Florida y California, e incluso desplazarse hacia Sudamérica. Pero primero, dijo, el objetivo es trabajar para que la obra, en la que los actores están solos sobre las tablas, sin apenas escenografía, sea un éxito en España.