Ir a contenido

ENLACE CON EXCLUSIVA

Belén Esteban se casa arropada por sus familias

La colaboradora de 'Sálvame' contó con la presencia de una gran parte del equipo del programa de Tele 5

Inés Álvarez

Carlota Corredera, Kiko Hernández y Lydia Lozano, tres de los invitados de la ’familia Sálvame’.

Carlota Corredera, Kiko Hernández y Lydia Lozano, tres de los invitados de la ’familia Sálvame’. / ¡HOLA!

Belén Esteban decía que quería una «boda familiar» y lo ha conseguido. Porque esta tarde de sábado ha reunido en su enlace con Miguel Marcos, a sus dos familias: la de sangre, encabezada por su madre y su hija Andrea Janeiro, de 19 años, y también aquella a la que pertenece desde hace unos años, compuesta por directores, presentadores y colaboradores del programa 'Sálvame'. De hecho, la finca La Vega del Henares, en Alcalá de Henares, donde se ha celebrado la ceremonia y la posterior fiesta, parecía por momentos una extensión del plató de Tele 5.

La novia estaba tan nerviosa que tuvo que volver a por la liga y juró "felicidad" en lugar de "fidelidad"

Allí se han presentado, como estaba previsto, el padrino Raúl Prieto; los testigos  María Patiño, Carlota Corredera, Antonio Rossi, Gema López y su hija Andrea,  entre otros, y también Paz Padilla, Raquel Bollo, Lydia Lozano, Anabel Pantoja, Kiko Hernández, Mila Ximénez, Rafa Mora, Víctor Sandoval, Kike Calleja, Luis Rollán... Solo faltaba, de los que quería que estuvieran, claro,  Chelo García Cortés, que se encuentra en Honduras pasando hambre y desventuras en el reality  de Tele 5 'Supervivientes'. También asistió  Jorge Javier Vázquez,  quien luego se desplazó a Tele 5 para presentar parte del 'Sábado DeLuxe' del que hasta entonces se encargaba Nuria Marín.

Porque, más que nunca tenía, tanto interés tenía en esta boda quienes acudían como quienes no fueron invitados. Como es el caso de Antonio Tejada y Kiko Matamoros. Y como Óscar Lozano, con quien tuvo una relación en el 2000 y al que sí que invitaron a Viva la vida. El espacio que presenta Emma García se centró ayer en la boda para  desvelar detalles como las joyas que luciría la novia, que, pese a su título de Princesa del Pueblo, no llevó tiara.

El secreto del vestido

El espacio, con tanto invitado de la cadena  infiltrado, explicó que Esteban había acudido «nerviosa» y «emocionada» a la finca, a eso de la una y media, donde le esperaban los vestidos que luciría en la ceremonia y la fiesta, el secreto mejor guardado. Sobre todo porque, pese a que siempre había dicho que no habría exclusiva, finalmente firmó una con la revista ¡Hola!.  

Tan nerviosa estaba Belén, que, como contaba Raúl Prieto al programa, ya en el coche se dio cuenta de que no llevaba la liga de rigor y tuvo que dar media vuelta y colocársela, no sin dificultad, dentro del auto. Asimismo, en vez de jurar fidelidad,  como es tradición, juró «felicidad», que tampoco está mal.

Las palabras de Andrea

La ceremonia tuvo sus momentos klínex, como ya había vaticinado la novia. Sobre todo cuando su hija, Andrea, fruto de su tormentosa relación con Jesulín de Ubrique, que había viajado de Reino Unido -- donde estudia- para asistir al enlace, le dedicó unas palabras en las que resaltaba su papel como madre así como la ausencia paterna. Y esta, claro, lloró como una madalena.

Su hija Andrea, que tuvo con Jesulín, dijo unas palabras en las que resaltó su papel como madre y la ausencia del padre

Viva la vida mostró también el backstage: cómo el paparazzo Diego Arrabal se encaramaba a una grúa a 15 metros de altura para tomar fotos de la novia. Hasta que le vieron los guardas de seguridad.Aunque, a diferencia de dos compañeros, a quienes se los llevó la Policía Nacional, al no estar dentro de la finca no fue detenido. Al director del programa, padrino de la boda, le tocará decidir qué hace con ellas.