Ir a contenido

DESFILES EN PARÍS

La moda reúne al lado más 'canalla' de Mónaco

Pauline Ducruete, hija de Estefanía, presenta una colección unisex que junta a la princesa y Daniel Ducruet

Luis Miguel Marco

Los Ducruet y Estefanía de Mónaco con su perro, en el desfile de Pauline Ducruet.

Los Ducruet y Estefanía de Mónaco con su perro, en el desfile de Pauline Ducruet. / PIERRE SUU WIRELMAGE

La moda ha reunido a los Grimaldi y los Ducruet en París. Pauline Ducruet, la hija de Estefanía de Mónaco y el que fuera su guardaespaldad y marido, Daniel Ducruet, hace su segundo intento por  abrirse paso en la vida como diseñadora. Esta vez con una colección unisex para Alter Design, con motivo de la semana de la moda masculina primavera verano 2020.  

La joven, de 25 años ya había dado sus primeros pasos en el diseño hace dos años tras pasar por la escuela Parsons de Nueva York y fogearse en Gucci y Saint Laurent. Fue cuando creó su primera línea Altered Designs en compañía de su amiga María Zuco. 

En el debut, la princesa Estefanía se presentó con uno de los diseños de su hija y con su mascota y soltó alguna lágrima de emoción al final del desfile. Tampoco quiso perderse ese momento, Daniel Ducruet, que acudió con su actual esposa, Kelly Marie Lancien y su hija Linoué.

Todos haciendo piña

Y es que en primera fila se produjo un llamativo reencuentro familiar. También asistieron al desfile y se fotografiaron juntos los hermanos de Pauline, Louis Ducruet, el otro hijo de la princesa y su exmarido Daniel Ducruet y Camille Gottlieb, la hija que Estefanía tuvo con otro miembro de su equipo de segurdidad, Jean Raymond Gottlieb. Para acabar de completar la escena monegasca estaba también Carlota Casiraghi, la hija de Carolina de Mónaco, recién casada por cierto. Apoyó a su prima luciendo unos vaqueros suyos, una camiseta blanca y una americana gris. Todos haciendo piña y conjuntados.

"Es un día para el que he estado trabajando mucho tiempo, un viaje lleno de baches, muchas dudas y dificultades para mí pero hoy no hay espacio para eso, hoy es el día en que mi sueño se hace realidad", escribía Pauline en su Instagram junto a una imagen en la que se a una modelos con sus cazadoras tejanas tipo 'patchwork' que recuerdan, y mucho, a las Desigual. El resto de la colección son prendas sencillas, rollo casual. 

Carlota, imagen de Yves Saint Laurent y Chanel

Pauline, decimoquinta en el orden de sucesión al trono monegasco, no es la única Grimaldi interesada por la moda. Les viene de tradición. Su madre sin ir más lejos lanzó una colección de 'maillots' allá por los 80, Pool Position. La princesa Carolina colaboró durante años con su amigo Karl Lagerfeld, recientemente fallecido, y Tatiana Santo Domingo, casada con Andrea Casiraghi, tiene su propia firma de moda. Y Carlota Casiraghi es imagen de Yves Saint Laurent y de Chanel. 

Además de los rasgos de su madre, Pauline ha heredado, dicen, su rebeldía. Estefanía se alejó de los focos y dejó todo el protagonismo a su hermana Carolina. No terminó sus estudios, se lanzó al mundo de la música e inició una larga lista de conquistas. Primero, el hijo de Jean-Paul Belmondo; luego, el de Alain Delon, y más tarde, un 'playboy' con el que se mudó a Los Ángeles para trabajar en un disco del que solo vendió 30.000 copias. Años más tarde y de regreso al Principado, se enamoró de su guardaespaldas, Daniel Ducruet, con el que tuvo dos hijos: Luis, nacido en noviembre de 1992, y Paulina, que llegó dos años después. Se divorció de él después del escándalo sexual protagonizado por Daniel Ducruet manteniendo sexo en un piscina con la bailarina Fily Houteman en 1996.