18 sep 2020

Ir a contenido

TECNOLOGÍA DEMASIADO INVASIVA

Rafa Nadal se queja de las cámaras de TV en Roland Garros

"No me abrí la cabeza de milagro", dice el mallorquín, que estuvo a punto de golpearse con un dispositivo suspendido en la pista tras su partido del domingo

Jaume Pujol-Galceran / París

Detalles de la cámara ’spider’, durante un partido de Nadal en Roland Garros.  

Detalles de la cámara ’spider’, durante un partido de Nadal en Roland Garros.   / KENZO TRIBOUILLARD (AFP)

La tecnología ha invadido el deporte. Los espectadores tienen la oportunidad de estar casi metidos en el circuito de MotoGP a lomos de la Honda de Marc Márquez o revivir un gol de Messi desde cualquier posición del campo. El tenis no se ha quedado atrás en esas innovaciones y, tras la remodelación de la pista central de Roland Garros, quien está delante de un televisor puede vivir el partido casi como Rafael Nadal. Pero esa posibilidad se convierte muchas veces en un problema para los mismos jugadores que están en la pista.

Y Nadal, que precisamente este lunes cumple 33 años, ha sufrido en sus propias carnes esa situación cuando este domingo, al acabar su partido contra el argentino Juan Ignacio Londero y al levantar sus brazos en el centro de la pista notó la presencia de uno de los cables suspendido en las alturas de la Pista Philippe-Chatrier. La cámara ‘spider’ (araña), que toma panorámicas cenitales de los partidos y la grada, fue bajada demasiado rápidamente, y casi se produce un accidente con el campeón de Manacor.

“La he visto muy cerca de mi cara, demasiado. Algún día habrá un problema. Hay tantos artilugios que puede ocurrir una desgracia. No hay ninguna necesidad de que estén tan cerca. Nadal ya tuvo un problema el primer día cuando la cámara que graba la salida de los jugadores a la pista le golpeó en la cabeza. “No me di cuenta de que la cámara se había girado hacia mí y no me abrió la cabeza de milagro. Tengo un corte en la cabeza. Está muy bien que haya cámaras, creo que eso es importante para el deporte, pero los que hacen estas cosas a veces se olvidan de que estamos jugando ahí, de que somos profesionales y estamos en medio”, se quejó.

Audiencia de 357 millones

En Roland Garros, la señal televisiva del torneo la ofrece France Television, que tiene contrato hasta el año 2020 y que distribuye las imágenes internas del torneo en todas sus pistas e instalaciones. A esa señal pueden tener acceso el resto de televisiones acreditadas. France TV tiene una programación especial en la que emite 15 horas diarias.

En la central Phlippe Chatrier, la novedad es la cámara aérea y las pequeñas cámaras instaladas en la red para captar los movimientos de los jugadores en la volea. Las mismas cámaras están instaladas en la Suzanne Lenglen. En las dos pistas hay siete cámaras situadas estratégicamente en la pista, además de las que siguen a los espectadores para dar imágenes del público en las gradas y para hacer las entrevistas en las tres salas de prensa.

El año pasado el torneo fue retransmitido por 153 cadenas de todo el mundo y tuvo una audiencia de más de 357 millones de personas. En España se puede ver a través de Eurosport.