Ir a contenido

ACTIVISTAS #METOO

Hollywood clama contra las leyes antiaborto de Trump

Las actrices Alyssa Milano y Evan Rachel Wood reclaman "huelga de sexo" y "vasectomías" para protestar contra las nuevas políticas aprobadas en Georgia

Otras estrellas animan a que las productoras dejen de rodar en dicho estado, que ha atraído a la industria con suculentos beneficios fiscales

Laura Estirado

Alyssa Milano y Evan Rachel Wood, dos referentes del #Metoo de Hollywood.

Alyssa Milano y Evan Rachel Wood, dos referentes del #Metoo de Hollywood.

El movimiento #Metoo en Hollywood ha vuelto a reactivarse con fuerza como reacción a una nueva ley antiaborto que aprobó la semana pasada el estado de Georgia (EEUU). Las actrices Alyssa Milano (Embrujadas) Evan Rachel Wood (Westworld) lideran un boicot que llama a las mujeres a ponerse en "huelga de sexo", y a los hombres, a hacerse "vasectomías". Dos ideas extremas tan aplaudidas como criticadas en las redes sociales.

"Nuestros derechos reproductivos están siendo borrados. Hasta que las mujeres no tengamos control legal sobre nuestros propios cuerpos, simplemente no podemos arriesgarnos a quedar embarazadas. Uniros a mí y no tengáis relaciones sexuales hasta que recuperemos la autonomía corporal. 'Estoy llamando a una #SexStrike'", escribió en su cuenta de Twitter.

El llamamiento de Milano (46), una de las protagonistas de la serie de finales de los 90 Embrujadas, llega después de que la semana pasada Georgia promoviese una nueva ley para prohibir los abortos después de que se detecte latido fetal (más o menos a partir de las seis semanas, tan pronto que muchas mujeres aún no saben que están embarazadas).

Esta nueva ley choca con la doctrina del Tribunal Supremo de EEUU, y el caso Roe v. Wade, que en 1973 reconoció el derecho de las mujeres a abortar siempre que el feto no fuera viable. De hecho, leyes antiaborto similares a la de Georgia han sido impulsadas últimamente en Kentucky y Mississipí, si bien permanecen bloqueadas en el Alto Tribunal. Pero con la llegada al Supremo de dos jueces conservadores nombrados por Donald Trump la balanza puede decantarse a favor de los antiabortistas.

De ahí el grito en el cielo de Milano, que ha sido amplificado por más voces famosas, como la artista de Broadway, cine y televisión Bette Midler, o otra de las caras más conocidas en Hollywood del movimiento feminista #Metoo, Evan Rachel Wood -la Dolores de Westworld (HBO)-, que se ha sumado al boicot pidiendo "vasectomías obligatorias" para los hombres. Según la intérprete de 31 años, expareja de Marilyn Manson y actual novia de la actriz Katherine Moenning, dicha operación sería la forma de prevenir embarazos no deseados cuando le ley prohíbe interrumpir la gestación.

Voces en contra

Sin embargo, en las redes no todo han sido Me gusta. Muchos votantes conservadores se han burlado de las propuestas de las actrices. "Buenas noticias: los progresistas dejarán de reproducirse", se han congratulado algunos. También Milano ha recibido zascas del propio colectivo feminista, por hacer una lectura demasiado masculina del sexo. "¿Tendré que privarme del sexo y participar de la ficción de que es solo una herramienta de negociación para las mujeres?, le ha afeado la escritora Kristi Coulter, recordando que ya ha sido suficientemente "penalizada por la sociedad patriarcal". Ella es de las voces públicas que no compran la solución Lisístrata 2.0 de Milano.

Más estrellas llaman al boicot

Al boicot contra la nueva ley antiaborto de Georgia se han sumado más celebridades, como Alec Baldwin, Ben Stiller, Mia Farrow Amy Schumer, por poner varios ejemplos, que piden a las productoras que dejen de rodar en un estado que ha logrado seducir a Hollywood con planes fiscales atractivos y que, solo durante el año pasado, acogió el rodaje de 450 producciones.

Los productores independientes y el sindicato de escritores estadounidenses se han sumado a la causa #Metoo, pero no así los estudios más importantes, que no quieren decantarse. Y en el caso de los cineastas Jordan Peele y JJ Abrams, que ruedan la serie Lovecraft Country en Georgia, han avanzado que no van a dejar de hacerlo, si bien donarán el 100% de sus derechos a las asociaciones que luchan contra la nueva ley antiaborto.

Carambolas del destino, la propia Milano está obligada por contrato a completar en Georgia el rodaje de Insatiable,  la actual serie de televisión en la que trabaja.