Ir a contenido

METOO

Harvey Weinstein declara a puerta cerrada por los delitos sexuales

El juez ha opta por una vista sin público ni medios de comunicación para proteger el derecho a un juicio justo del productor

EL PERIÓDICO

Harvey Weinstein, a su llegada al juzgado. 

Harvey Weinstein, a su llegada al juzgado.  / DON EMMERT (AFP)

Nuevo capítulo en el caso Harvey Weinstein. El productor de Hollywood, acusado por varias mujeres de haber cometido delitos sexuales, ha comparecido a puerta cerrada ante el juez este viernes, 26 de abril. Contrariamente a los deseos de los medios de comunicación y a petición de la Fiscalía y de la defensa de Weinstein, el magistrado James Burke ha decidido llevar la sesión en privado para garantizar el derecho del acusado a un juicio justo

El productor de cine, que ha acudido a su cita escoltado por su equipo de abogados defensores, se entregó a las autoridades de Nueva York en mayo del 2018 para enfrentarse a las acusaciones en su contra, que aparecieron por primera vez en octubre del 2017 en las publicaciones de la revista 'The New Yorker' y el diario 'The New York Times'. El comienzo del juicio está previsto para el próximo 3 de junio.

Harvey Weinstein, a su salida del juzgado / STEPHANIE KEITH (AP)

El productor se enfrenta ahora a diversas acusaciones de mujeres (anónimas y conocidas), que le señalan como acosador, abusador e incluso violador. Las denunciantes le señalan por los incidentes que habrían ocurrido entre los años 1993 y 2011.

El origen del #MeToo 

La oleada de críticas que levantaron las acusaciones a Weinstein fue la que acabó germinando el movimiento #MeToo. Esta iniciativa social ha conseguido que muchos profesionales del mundo del cine (y otros sectores profesionales) hayan revelado al público que figuras mediáticas, como el actor Kevin Spacey ('House of cards'), también cometieron abusos sexuales.