Ir a contenido

EN VALÈNCIA

El juicio por la demada de paternidad a Julio Iglesias se celebrará el próximo 30 de mayo

El TSJCV ha confirmado la fecha y también que se celebrará a puerta cerrada para garantizar "la intimidad" de las partes

Javier Sánchez ha conseguido que se vuelva a juzgar el caso tras obtener una prueba de ADN que confirmaría al 99'9% el parentesco

Nacho Herrero

El juicio sobre la paternidad de Julio Iglesias será el 30 de mayo. En la foto, Javier Sánchez, supuesto hijo de Julio Iglesias, tras presentar la demanda de paternidad en los juzgados de Valencia. / MIGUEL LORENZO (VÍDEO: EUROPA PRESS)

Casi treinta años después de haber escapado de la una primera denuncia, Julio Iglesias volverá a ser juzgado el próximo 30 de mayo por una demanda de paternidad de Javier Santos, según ha confirmado este martes el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

El juicio se celebrará a puerta cerrada “a fin de garantizar la protección de la intimidad y vida privada de las partes” y el juez ha dado cinco días para que acusación y defensa propongan qué testigos o peritos proponen para comparecer en la vista oral.

Santos ha ganado ya una primera batalla pues el caso ya fue juzgado tras interponer su madre, la artista portuguesa María Santos una denuncia en 1991 en las que aseguraba que conoció al cantante en 1975 en una sala de fiestas San Feliu de Guixol (Girona) y que mantuvieron relaciones fruto de las cuales nació su hijo en abril de 1976.

Tras negarse Iglesias a realizarse una prueba de ADN y no acudir al juzgado pese a haber sido citado, el juez le declaro "confeso, entendiéndose que todas sus respuestas serían afirmativas al pliego de posiciones presentado" y estimó la demanda. Pero, primero la Audiencia de Valencia dos años después, y más tarde el Tribunal Supremo en 1999, revocaron la decisión al entender que la negativa del cantante no suponía su paternidad.

En septiembre de 2017, Javier Santos presentó una nueva demanda y pidió que se celebrara un nuevo juicio pese a ser ya "cosa juzgada" con el argumento de que había conseguido una prueba de ADN, que según dijo en aquel momento, ofrece una coincidencia del 99'9%"Eso indica que Julio Iglesias es mi padre biológico y que mi madre en todo momento dijo la verdad", señaló.

Santos desveló que la prueba se había realizado con una muestra de restos biológicos "del entorno familiar" del cantante. Según confirmó después Julio José Iglesias, uno de los hijos del cantante, habría sido a él a quien un detective privado le habría robado un termo de agua mientras estaba en la playa en Miami.

Si la sentencia da la razón a Santos, se convertiría en el noveno hijo oficial de Julio Iglesias, que en la última lista de Forbes de las cien personas más ricas de España aparecía en el número 34.