Ir a contenido

tras sufrir un cáncer

Ana Obregón: "La pesadilla de mi hijo ha terminado"

La presentadora habla de la enfermedad de su hijo en un programa de la televisión gallega

EL PERIÓDICO

Ana Obregón junto a su hijo Álex y Alessandro Lequio.

Ana Obregón junto a su hijo Álex y Alessandro Lequio.

Desde que en marzo del 2018 se conoció que Álex Lequio, el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio, estaba recibiendo tratamiento contra el cáncer en EEUU, la presentadora y actriz ha comentado en algunas apariciones televisivas el estado de salud del joven, de 26 años. "Todo va muy bien, dentro del pronóstico que había va fenomenal. Estamos muy animados", aseguró a mediados de enero durante su participación en el programa de Tele 5 'Volverte a ver'.

Sin embargo, este jueves Obregón ha sido todavía más contundente. "La pesadilla de mi hijo ha terminado", aseguró en el programa 'Land Rober Tunai Show', que presenta Roberto Vidal en la televisión gallega, TVG. Aunque no quiso dar más detalles sobre el estado de su hijo, sus palabras confirmaban la progresiva recuperación del joven.

Un año de tratamiento

Alex Lequio lleva luchando desde hace un año contra un cáncer, lo que le llevó a recibir tratamiento en la prestigiosa clínica neoyorquina Memorial Sloan Kettering Cancer Center, donde estuvo acompañado por sus padres. Meses después, en octubre, volvió a España para continuar con su recuperación en el clínica de la Universidad de Navarra y retomar su trabajo en su agencia Polar Marketing.

Obregón habló por primera vez sobre la enfermedad que padecía su hijoen una entrevista concedida a la revista ¡Hola! el mes de octubre, recién llegada a España tras haber acompañado a Alex durante su tratamiento en EEUU. "Cuando el médico nos dice 'su hijo tiene un tumor', es como si se hubiera bajado de repente el telón de mi vida", explicó entonces la biológa y presentadora.

El pasado diciembre, el propio Álex habló de su enfermedad, también en '¡Hola!: ""Me gustaría llegar a normalizar e incluso vulgarizar la palabra cáncer, para que la gente lo vea como un simple diagnóstico médico más. El cáncer no es sinónimo de fatalismo y muerte, sino al revés: es sinónimo de vida", aseguró. 

Temas: Cáncer