Ir a contenido

Contrato de siete años

Sony invirtió 250 millones en Michael Jackson antes del escándalo

El demoledor documental 'Leaving Neverland' se presentó tras comprar la discográfica los derechos musicales del artista

EFE

Imagen del documental Leaving Neverland en el que aparece Michael Jackson junto a Wade Robson, de niño. 

Imagen del documental Leaving Neverland en el que aparece Michael Jackson junto a Wade Robson, de niño.  / EFE / SUNDANCE INSTITUTE

Sony Music Entertainment pagó el pasado año 250 millones de dólares para prorrogar los derechos de distribución de la música de Michael Jackson, una importante operación económica que se cerró antes de que viese la luz un polémico documental sobre los presuntos abusos sexuales a menores del artista.

Según informó el pasado miércoles, 6 de marzo, 'The Wall Street Journal', el contrato entró en vigor el 1 de enero del 2019 y otorga a Sony los derechos de distribución durante siete años de las grabaciones del 'Rey del Pop' en todo el mundo. A cambio, la discográfica pagó a los herederos de Jackson 250 millones de dólares, un contrato considerado como uno de los mayores en este ámbito.

La rentabilidad de esta inversión está ahora en entredicho, tras el reciente estreno del documental "Leaving Neverland", una producción emitido en EEUU por la cadena HBO que incluye los testimonios de hombres que aseguran haber sido víctimas sexuales de Jackson cuando eran niños.

Jackson, que falleció en el 2009 a los 50 años por una sobredosis de medicamentos, fue acusado en diferentes ocasiones de haber abusado sexualmente de menores. En 1994 llegó a un acuerdo económico fuera de los tribunales con la familia de otro chico que lo señalaba por el mismo delito.

Según ejecutivos de la industria musical consultados por el Journal, las nuevas acusaciones podrían afectar a las ventas de la música de Michael Jackson, que desde 1988 ha sido una de las grandes estrellas del catálogo de Sony.

En especial, la discográfica puede sufrir un importante revés economico si emisoras de radio deciden dejar de 'pinchar' sus canciones o reducir su número, algo que ya ha anunciado cadenas de Nueva Zelanda y Canadá.

El pasado año, el catálogo de Jackson vendió más de 1,3 millones de álbumes o unidades equivalentes, lo que incluye descargas y reproducciones en plataformas de 'streaming'.

Los herederos del artistas han reaccionado rápidamente a "Leaving Neverland", presentando una demanda contra HBO en la que piden 100 millones de dólares por daños.