Ir a contenido

ANTES PASÓ CON PRADA Y D&G

Gucci retira de la venta un jersei "racista"

La marca italiana de lujo pide disculpas por una prenda de casi 800 euros señalada por "caricaturizar" a los negros

Laura Estirado

El jersey de cuello alto que Gucci ha retirado de sus tiendas.

El jersey de cuello alto que Gucci ha retirado de sus tiendas. / GUCCI / SPRING

Gucci se ha visto envuelta en la última polémica racista protagonizada por una marca de lujo italiana en los últimos meses. Como en el caso de Dolce & Gabbana y Prada, la firma de las dos G se ha tenido que disculpar y retirar de la venta un artículo, en este caso, un jersey de la colección de mujer de otoño/invierno. Se trata de una prenda de 890 dólares (780 euros) de color negro y de cuello cisne que tapa hasta la mitad de la cara con una obertura roja a la altura de la boca. Además de la incomodidad de no permitir respirar por la nariz, muchos usuarios han denunciado que el diseño resulta "ofensivo", pues recuerda a las viejas caricaturas racistas que se hacían para representar a las personas negras.

"Gucci se disculpa profundamente por la ofensa causada por el jersei de lana con pasamontañas. Consideramos que la diversidad es un valor fundamental que se debe mantener, respetar y estar presente en cada decisión que tomamos", ha anunciado la firma en Twitter.

La prenda, sin embargo, sigue estando a la venta en sitios como Spring. Tal y como recoge Daily Mailesta tienda online ha explicado que "el jersei no tiene nada que ver con una imitación de personas negras ni con el racismo", sino que está "inspirada en los viejos pasamontañas que usaban los esquiadores".

El desliz de Prada

Esta polémica con Gucci se suma a la que en diciembre protagonizó Prada, que también tuvo que retirar de la venta un muñeco de 550 dólares después de que los usuarios de las redes sociales denunciaran su gran parecido con las caricaturas racistas que históricamente se usaron para deshumanizar a las personas de raza negra. 

"Son criaturas imaginarias que no pretenden tener ninguna referencia con el mundo real y, ciertamente, no son caras negras", dijo entonces la compañía en un comunicado. "El Grupo Prada nunca tuvo la intención de ofender a nadie y aborrecemos todas las formas de racismo e imágenes racistas. Por eso, retiraremos todos los personajes de la circulación", zanjó la empresa.

Tan solo un mes antes, en noviembre, Dolce & Gabbana tuvo que cancelar un desfile previsto en la ciudad de Shanghái, tras el revuelo que suscitaron unos vídeos publicitarios en los que aparecía una mujer china tratando de comer con dificultad comida italiana con palillos. Los espots fueron tachados de "racistas" y retirados por los diseñadores, que también salieron a disculparse tras el boicot. La protagonista de la campaña, además, ha confesado recientemente que rodar esas cintas le ha "arruinado" su carrera profesional.

Zuo Ye, en la polémica campaña que protagonizó para Dolce & Gabbana

Temas: Moda Racismo