Ir a contenido

ACTUACIÓN DE CINE

La inesperada sorpresa de Bradley Cooper en el 'show' de Lady Gaga en Las Vegas

Los protagonistas de 'Ha nacido una estrella' cantaron a dúo por primera vez y en directo la balada 'Shallow'

El Periódico

Bradley Cooper interpreta Shallow junto a Lady Gaga en Las Vegas. / YOUTUBE / GARRETT GAGNON

Los asistentes que el sábado pasado acudieron al espectáculo de Lady Gaga en el Park Theater de Las Vegas fueron testigos de una auténtica actuación de cine. Entre el público se encontraba Bradley Cooper, director y coprotagonista junto a ella del filme Ha nacido una estrella, y la cantante lo invitó a subir al escenario para interpretar en directo Shallow, la balada principal de la película por la que la cantante se ha llevado el Globo de Oro y que está nominada a Mejor Canción en los Oscar del próximo 24 de febrero.

Cooper no se hizo de rogar mucho y subió corriendo al escenario, donde lo esperaba Lady Gaga al piano. Tras un emotivo abrazo, el actor se estrenó cantando en directo, y la verdad es que pasó el examen con nota, a juzgar por la reacción del público. 

El actor y director se sentó en un taburete e interpretó los primeros compases de la canción para después dar paso a Lady Gaga mientras él la observaba recostado en el piano de cola.

Los artistas han derrochado complicidad desde que se embarcaron juntos en el proyecto de Ha nacido una estrella. Desde que se estrenó el filme, el pasado 5 de octubre, la cantante no ha parado de agradecerle al director que creyese en ella para protagonizar la película. Su instagram está plagado de imágenes de la película y de fotos de galas y presentaciones a las que han acudido juntos. "Puede haber 100 personas en la habitación y 99 no creen en ti, pero solo una lo hace, y Bradley Cooper creyó en mí. No estaría aquí sin él hoy", ha manifestado en varias ocasiones la artista.

#LookWhatIFound #AStarIsBorn

Una publicación compartida de  Lady Gaga (@ladygaga) el 

Premios del Sindicatos de Actores 

La pasada noche, se entregaron los premios que otorga el Sindicato de Actores estadounidense (SAG, por sus siglas en inglés) y aunque Ha nacido una estrella partía como favorita con cuatro candidaturas, finalmente no logrado ningún premio. Sin embargo, Bradley Cooper y Lady Gaga aún siguen soñando recoger una estatuílla por la balada que llenó de emoción el auditorio del  Park Theater de Las Vegas.

Lady Gaga y Bradley Cooper, en la gala de los premios del Sindictato de Actores de EEUU. / NICK AGRO / afp