Ir a contenido

INICIATIVA SOLIDARIA

El chef José Andrés alimenta a funcionarios de Washington

Los trabajadores de la Administración de EEUU, en paro tras el 'shutdown' provocado por Trump, recurren a iniciativas solidarias y bancos de alimentos para subsistir

Sergi Pérez

El chef José Andrés llama a la acción a congrsistas, senadores y especialmente al presidente Trump / ATLAS VÍDEO

Esperan en una larga cola para conseguir alimentos. Son funcionarios públicos estadounidenses que llevan ya 27 días sin cobrar por el cierre parcial ('shutdown') de la Administración TrumpCasi cuatro semanas en las que el desastre ha llegado a sus finanzas y siguen sin saber cómo se va a solucionar esta situación.

Mientras tanto, el chef José Andrés ha impulsado la iniciativa 'ChefsforFeds' y, a través de su organización de asistencia humanitaria 'World Central Kitchen', está ayudando a los más de 800.000 trabajadores que están viviendo esta crisis de pura supervivencia.

Ofrecen sándwiches, comida caliente y frutas tanto para llevar, aunque también han abierto un comedor social a pocos pasos del Capitolio. Cientos de voluntarios han querido arrimar el hombro para ayudar a las familias afectadas, sumándose así a los comedores que están proliferando por toda la ciudad de Washington. 

José Andrés, muy crítico con las políticas de Trump, inauguró el miércoles, 16 de enero, esta cocina cerca de la Casa Blanca y el Congreso para alimentar a todos los empleados necesitados y a sus familias. Está previsto que la operación "ChefsforFeds" dure hasta la reapertura de las administraciones, pero son muchas las iniciativas solidarias que están surgiendo para apoyar a los funcionarios.

Pese a la parálisis de las administraciones federales, los funcionarios afectados por el cierre deben continuar pagando sus facturas y reembolsando sus préstamos, lo que está generando que  muchos de ellos recurran a los bancos de alimentos. "Vemos que cerca una de cada tres personas es un empleado federal", ha comentado George Jones, gerente de 'Bread for the City', durante la distribución organizada de alimentos que tuvo lugar el pasado martes. "Estas son personas que normalmente no vendrían a nosotros", reconoció en declaraciones a la agencia AFP.

Pero la situación es aún más dramática para los empleados subcontratados de la Administración de EEUU: a diferencia de los empleados federales, no recibirán compensación cuando los diferentes entes públicos vuelvan a abrir.