Ir a contenido

EL JUGADOR DEL ARSENAL TRIUNFA CON SUS ESTILISMOS

Héctor Bellerín, el futbolista más 'fashion'

El defensa catalán desata su pasión por la moda en Londres

Luis Miguel Marco

Héctor Bellerín, la semana pasada en Londres.

Héctor Bellerín, la semana pasada en Londres. / INSTAGRAM

"Muchos jugadores prefieren ser más comedidos a la hora de vestir por miedo a ser criticados. Eso les hace ser infelices. Los futbolistas tenemos el poder de influir en la gente y deberíamos demostrar que lo importante es ser feliz con uno mismo". Es lo que piensa Héctor Bellerín, el jugador catalán del Arsenal, de 23 años, y formado en La Masía, que hace unos días volvió a sorprender con su estilismo cuando acudió al desfile en Londres de Christopher Raeburn, el diseñador británico que ha hecho del reciclaje su máxima y que ha fichado por Timberland. 

LFWM AW19

Una publicación compartida de  Héctor Bellerín (@hectorbellerin) el 

Hay que reconocer que el joven arriesga con su pantalón a rayas, su impermeable transparente y su gorrito de Prada. Y desde luego no milita en la liga de los Cristiano Ronaldo y Sergio Ramos para ver quién luce el logo de Gucci más grande. Lo suyo es otra cosa, es 'streetwear' de nivel o, como él dice, "un estilo de vida".

No hay más que echar un vistazo a su cuenta de Instagram para ver que el muchacho no tira balones fuera cuando habla de moda. Le hemos visto con el modelo inglés David Gandy un encuentro organizado por la edición inglesa de la revista 'Esquire'. Compartiendo 'photocall' con Giorgio Armani en uno de sus desfiles. Posando con ropa de PradaRaf SimonsBerluti y Balenciaga, pero también con modelos de diseñadores como Craig Green y JW Anderson. O con ropa deportiva de su patrocinador, Puma, pero también de Fear of God, la marca de culto creada por Jerry Lorenzo. El veloz lateral tiene claro que lo suyo es el fútbol, pero su armario también está para jugar. 

XTG apparel @puma x @footlockereu

Una publicación compartida de  Héctor Bellerín (@hectorbellerin) el 

La máquina de coser

De crío tenía a mano tanto el esférico como la máquina de coser. Corre por ahí un vídeo en el que se le ve junto a su madre customizándose él mismo unos pantalones con un estampado y posando después con ellos en una sesión de fotos. "Vengo de una familia a la que siempre le ha interesado la moda. Mi abuelo y mi abuela abrieron una pequeña tienda de ropa, y eso es lo que aprendió mi madre cuando era joven. Se dedicó durante muchos años a la moda de baño, y siempre le gustaba hacer sus propios arreglos", ha explicado Bellerín en una entrevista en la web oficial del Arsenal.

"Siempre sentí curiosidad por lo que hacían mi abuela y mi madre, que de pequeño me vestían para diferentes ocasiones, y eso se quedó conmigo. Ahora tengo la oportunidad de expresarme, de crear mi propio estilo e incluso de inspirar a los demás. Creo que es guay que la gente no me vea solo como un futbolista, sino como alguien que crea impacto en el mundo de la moda", añade.

Summer fest. #TB

Una publicación compartida de  Héctor Bellerín (@hectorbellerin) el 

Así que mientras un veterano como David Beckham promociona el estilo 'Peaky Blinder' que ha puesto de moda la serie británica a través de Kent&Curwen, la marca de moda de la que es copropietario, Bellerín es ya todo un 'influencer' fuera del terreno de juego gracias a sus 'outfits' sin complejos y a su gusto por las gafas redondas, los 'slippers' y los gorritos de pescador. El año pasado por estas fechas fue muy comentado también su 'look pijamero' en la London Fashion Week.

Bellerín cuida tanto sus apariciones que tanto él como otras estrellas de la Premier League como Dele Alli (Tottenham) y Alex Oxlade-Chamberlain (Liverpool) recurren incluso a fotógrafos profesionales para mimar al máximo las fotos que suben a sus cuentas de Instagram.

Feeling enlightened ��

Una publicación compartida de  Héctor Bellerín (@hectorbellerin) el 

"Me llaman lesbiana"

Claro que no todo en su caso ha sido coser y defender la portería. El pasado septiembre, Bellerín confesó en 'The Times' el drama que vivía con los seguidores de su club desde hace tiempo. "Algunos aficionados son muy ofensivos. La mayor parte de los insultos me llegan por internet, pero otros se escuchan en el estadio. Me llaman 'lesbiana' porque llevo el pelo largo y después siguen con otros muchos insultos homófobos. Cuando juego mal, la situación se vuelve insostenible", se lamentó el jugador, que durante un tiempo incluso tuvo que cerrar sus redes sociales por los insultos.

"El problema es que los aficionados todavía tienen una idea muy determinada de cómo un futbolista debe vestirse, comportarse o hablar y si te comportas de forma distinta te conviertes en blanco de críticas. Con ese panorama es imposible que un jugador afirme públicamente que es homosexual", reconocía.