Ir a contenido

DE COMPATRIOTA A COMPATRIOTA

Michelle Obama insta a Meghan Markle a "ir más despacio" para adaptarse a la realeza

La exprimera dama de EEUU le ha dado varios consejos a la duquesa de Sussex para salir airosa de sus últimas disputas con Catalina

El Periódico

Michelle Obama, durante una conferencia a finales del mes pasado, en Washington.

Michelle Obama, durante una conferencia a finales del mes pasado, en Washington. / FR159526 AP

La exprimera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, que se encuentra estos días en el Reino Unido promocionando su biografía, Mi historia, le ha dirigido unas palabras de aliento y varios consejos a su compatriota Meghan Markle, para que pueda adaptarse mejor a su nueva vida de royal. Sabedora de las últimas noticias sobre sus supuestas disputas con su cuñada Catalina, duquesa de Cambridge, la esposa de Barack Obama ha declarado a la revista Good HouseKeeping que "como yo, quizá Meghan nunca soñó que tendría una vida como esta y la presión que siente es demasiada. Así que el mejor consejo que le puedo dar es tomarse su tiempo y no apresurarse".

Michelle y su esposo tienen desde hace unos años una relación cercana con la actriz Meghan y su marido, el príncipe Enrique, los cuales se convertirán en padres a principios de la próxima primavera. El pasado noviembre, cuando los duques de Sussex anunciaron su boda [que tuvo lugar en mayo], el exmandatario norteamericano lo celebró en Twitter y deseó a los novios "toda la felicidad del mundo".

El príncipe Enrique y Meghan Markle, el día de su boda, el 19 de mayo. / AP

El 'truco' de Michelle

En entrevista con el magazine inglés, Michelle Obama ha revelado cuál fue su truco al llegar a la Casa Blanca después de que su esposo ganara las elecciones presidenciales de Estados Unidos del 2008.

"Pasé los primeros meses en la Casa Blanca enfocada en mis hijas y en asegurarme de que comenzaran bien la escuela y que hicieran nuevos amigos antes de ponerme con proyectos más ambiciosos", ha contado Michelle, que interrumpirá su gira europea de presentación del libro para regresar a Estados Unidos y asistir al funeral del expresidente George HW Bush

Disputas reales 

Los últimos rumores de disputas entre las cuñadas de Kensington han aumentado después que fuentes reales hayan revelado que Catalina acabó llorando por las exigencias de Meghan sobre el vestido de dama de honor de la princesa Carlota para su boda. Esto se suma al trato "inaceptable" que dicen que tiene Meghan con el personal de palacio, porque al parecer "opina demasiado" y en un tono "dictatorial". En resumen, que en la corte se dice que las duquesas "son personas muy diferentes".

Enrique, Meghan, Kate y Guillermo, en una imagen de febrero pasado. / REUTERS

A causa de todas estas desavenencias The Mail On Sunday ha explicado que hermanos y cuñadas celebrarán las Navidades por separado: los duques de Sussex, en Sandringham, con la reina Isable II, y Guillermo y Catalina con la familia Middleton, en Berkshire. 

Hermanos distanciados

The Times también se ha hecho eco este fin de semana del enfado de Guillermo tras saber que su hermano y su cuñada embarazada dejarán en breve el complejo palaciego de Kensington que ahora comparten todos en Londres, para vivir en Frogmore House, en las tierras que rodean el castillo de Windsor.

Se trata de una casa de campo del siglo XVII, que es residencia real desde 1792.  Allí está enterrado el rey Eduardo VIII con su esposa, Wallis Simpson, por la de abdicó del trono.

Actualmente la mansión está deshabitada, pero durante un tiempo albergó a los empleados de la familia real. La vivienda está siendo sometida a una completa remodelación para trasformar las cinco unidades actuales en una casa de diez habitaciones.

La obra le costará a los contribuyentes el equivalente a algo más de cinco millones de euros y debería estar concluida antes del nacimiento del bebé, a principios de primavera. Nottingham Cottage, en el palacio de Kensington, donde ahora residen, sólo tiene dos habitaciones.