Ir a contenido

ENTREVISTA DIRECTA

Nuria Roca: "Soy felicísima con mi matrimonio"

La presentadora zanja malentendidos y asegura: "¡Ojalá me muera con mi marido!"

Silvia Alberich / Sant Cugat del Vallès

Nuria Roca, en la gala de la que fue madrina el jueves en Sant Cugat.

Nuria Roca, en la gala de la que fue madrina el jueves en Sant Cugat. / CRISTINA GONZÁLEZ

El impacto mediático que han generado las palabras de Nuria Roca Granell (Moncada, Valencia, 1972) ha sido desmesurado. La presentadora televisiva, que viajó a Barcelona para amadrinar la cena solidaria por los niños más desfavorecidos de África auspiciada por la Fundación Doctor Iván Mañero, reveló hace unos días en su sección semanal de 'El Hormiguero 3.0' (Antena 3) que había acudido a terapia de pareja con su marido, Juan del Val. Ese comentario no tardó en acaparar más de 50 titulares en los medios, a cada cual más surrealista. A excepción del de El Periódico de Catalunya, cuyo titular –“Nuria Roca desvela que acudió a terapia de pareja y cuenta una divertida anécdota”-, en palabras de la propia presentadora, fue el único “fiel a la verdad”.  

Como medio, le agradecemos el cumplido.

Es que hablásteis desde la verdad. Cuando tú ves algo que no concuerda, lo denuncias y, cuando sí, lo reconoces. Lo que escribisteis es cierto. Puede gustarme o no, pero se ajusta la realidad, a lo que dije en el programa.

Se le ve contenta, a pesar del revuelo.

Lo estoy. Lo que ocurrió es un fenómeno conocido como 'clickbait' o ciberanzuelo. Esto significa que tú escribes un titular, que sirve de anzuelo, y luego lees una noticia que no tiene nada que ver, por lo que es una estafa.

Todo aclarado.

Sí. Lo único que hice fue asistir a una terapia de pareja para dar respuesta a la consulta de una telespectadora. Hice un trabajo de investigación acudiendo a terapia para probar y poder hablar en primera persona. Yo sigo igual de feliz con mi matrimonio.

Su marido, Juan, ¿se lo ha tomado igual de bien?

¡Por supuesto! Si él es guionista y escribe mi sección de 'El Hormiguero', ja, ja, ja. Como lo ocurrido ha sido un despropósito, lo mejor es combatirlo con sentido del humor para dejar en evidencia la mala praxis de muchos periodistas. 

¿Confirma entonces la buena salud de su relación?

Yo estoy felicísima con mi matrimonio. Siempre he dicho que mi relación tiene un carácter de provisionalidad en el sentido de que siempre estaremos juntos mientras queramos estar juntos. Llevamos 20 años. Si alcanzamos los 45, como Raphael y Natalia, seré feliz. ¡Ojalá me muera con mi marido!    

De momento, trabajan en el mismo programa. ¿Qué le aporta formar parte de este 'talk show'? 

¡Me lo estoy pasando pipa! Conozco a Pablo Motos desde mi etapa en la radio, y colaboré con él durante cinco años. Aunque lleve 25 haciendo televisión, el equipo de 'El Hormiguero', formado por 140 personas, es un caso aparte. Son un ejemplo de cómo hacer televisión y creo que se acabará estudiando en las facultades de Comunicación.  

Otro punto en común con su marido son los libros. Ya hace cinco años que publicó el último. ¿Habrá más?

Sí, me apetece mucho. Juan publicará su próxima novela en marzo y yo estoy perezosa, y eso me lo reprocho. Antes tenía la excusa de la radio, que me ocupaba muhco tiempo, pero ahora, que a lo mejor podría, no lo he hecho. Lo tengo pendiente, porque sé lo que quiero contar y he de ponerme. 

En lo que sí está activa es en las redes sociales. ¿Qué opinión tiene de ellas?

Son un arma de doble filo. Son muy interesantes, porque estás en contacto con la gente que te sigue, pero al mismo tiempo se crea un vínculo y una necesidad y te acaban exigiendo, y tú ofreciendo... Pero, bueno, en general, están bien.

¿Cómo valora este año?

Ha sido raro, porque ha habido momentos de mucho trabajo y otros de mucha calma. Pero a mí me gusta la marcha y la incertidumbre, así que hago una valoración estupenda del 2018.

¿Qué le pide al 2019?

Seguir riéndome, bromeando, ironizando y siendo valiente.