Ir a contenido

TRAS EL SUPUESTO ROBO EN CANTORA

Fran Rivera: "No me creo nada de Isabel Pantoja"

El hijo de Carmina Ordóñez vuelve a hablar del supuesto hurto en la casa de la cantante y sobre las pertenencias de su padre, Paquirri

El Periódico

Fran Rivera.

Fran Rivera.

Francisco Rivera, de 44 años, se ha pronunciado sobre el supueato robo en Cantora, la finca gaditana de Isabel Pantoja, en el programa 'Espejo público', de Antena 3 y y ha asegurado que no se cree nada: "En Cantora se denunció un robo hace muchos años cuando la justicia obligó a Isabel Pantoja a darnos las pertenencias de Cayetano y mías de los tres lotes que se habían hecho de los tres hijos. Esta señora declaró un robo y casualmente solo robaron los lotes de Cayetano y míos. Eran cosas sin valor económico, pero sí sentimental. Han robado otra vez en Cantora, que mala suerte hombre.... yo no me lo creo. No me creo nada de Isabel Pantoja"

"Al parecer, un hombre habría ofrecido a un anticuario varias pertenencias de Paquirri que la cantante guardaba con recelo, entre ellos un premio del torero y un elefante de plata de gran valor, además de sábanas y otros enseres. Fue Kiko Hernández, a través del programa 'Sálvame', quien lo hizo público, pero por el momento Isabel Pantoja no ha acudido a la comisaría a denunciar los hechos ni habría confirmado nada. Lo que sí es cierto es que este supuesto hurto sí ha traído viejas rencillas..

Comidas por los ratones

El hijo de Carmina Ordóñez ha asegurado que hace años tuvo una conversación con un trabajador de la finca que le aseguró: "Las cosas de valor económico de la cantante las tiene a buen recaudo, y las de valor sentimental las tiene abandonadas en un cuarto, comidas por los ratones". En numerosas ocasiones, los hermanos Rivera han denunciado públicamente la situación, pero Isabel Pantoja no ha cedido.

Fran Rivera ha asegurado que Isabel Pantoja era una persona muy distinta cuando estaba su padre y la actitud que tenía con ellos. "Cuando mi padre murió ya no quise volver a Cantora así que algo debí de ver, porque ella era una persona delante de mi padre, que era una mujer maravillosa, y otra cuando no estaba delante".