Ir a contenido

LO RELATA EN SU BLOG

Xavier Bonastre: "He vuelto a la vida"

El periodista de deportes de TV-3 fue intervenido por una oclusión intestinal que le mantuvo apartado de la tele y del deporte durante dos meses

INÉS ÁLVAREZ

Xavier Bonastre, periodista de deportes de TV-3, durante su estancia en el hospital.

Xavier Bonastre, periodista de deportes de TV-3, durante su estancia en el hospital.

Xavier Bonastre, periodista de deportes de TV-3 ha vuelto a la vida después de casi perderla. Así lo contaba este viernes, 9, en su blog, en un artículo titulado así: He tornat a la vida…!

A principios de septiembre sufrió una oclusión intestinal (ya había tenido otra en abril), que le obligó a acudir de urgencias. Pero esta vez había hecho una perforación, que había acabado con una suboclusión que se había complicado y fue operado de urgencia. Pero ahí no acabaron las desgracias: hizo un choque séptico y tuvo que volver a ser intervenido dos veces en tres días. “El papel de mi hermano Manuel, que es médico, fue decisivo para salvarme la vida”, dice, agradecido.

Aprender a caminar

A su mujer, Mónica, le dijeron que “se preparase para lo peor”. Después de pasar siete días entubado, y dormido, despertó. Pero ya no era el mismo. Si habitualmente pesaba entre  72 y 73 kilos, llegó a los 90: “Las piernas eran como patas de elefante, los dedos de los pies, auténticas butifarras; no podía ni levantar los brazos”. Tenía que recuperarse a base de diuréticos.

Y así inició esa recuperación, en la que su hermano Manuel y su mujer, Mònica, han tenido un papel importante. “Todos los médicos y personal sanitario coincidían en decirme que el hecho de que fuera deportista habitual me estaba ayudando a recuperarme muy rápidamente”, explica. Pero no fue fácil: “Tuve que aprender a caminar”. Cuando llegó a valerse por sí mismo en un 70% le enviaron para casa.

Recuperar peso

Ahora la meta para este apasionado corredor está en reconstituir la masa muscular: “Peso unos 67 kilos, pero llegué a pesar 60”, rememora. No obstante, se va recuperando. También su espíritu maratoniano: el jueves le quitaron su último drenaje y lo celebró corriendo. “200 metros en 1 minuto y 30 segundos”. Esa ha sido su primera marca en esta nueva vida que ha comenzado a vivir. Bonastre va, pasito a pasito, zancada a zancada, a por la recuperación. La meta se acerca.