Ir a contenido

CONFESIÓN DE LA EXPRIMERA DAMA

Michelle Obama sufrió un aborto y recurrió a un tratamiento in vitro para tener a sus dos hijas

La esposa de Barack Obama promociona su libro de memorias

EL Periódico

Michelle Obama, el pasado 11 de octubre.

Michelle Obama, el pasado 11 de octubre. / AP / CHARLES SYKES

Michelle Obama ha revelado que se sometió a tratamientos de fecundación 'in vitro' para quedarse embarazada de sus dos hijas, Malia, que ahora tiene 20 años y Sasha, de 17, en una entrevista concedida a la cadena de televisón ABC con motivo de la presentación de su libro de memorias. La esposa del expresidente de EEUU reconoció que ella y su marido decidieron optar por esa vía después de que Michelle sufriera un aborto espontáneo. 

"Me sentí sola y perdida tras perder el feto. Sentí que había fallado porque no sabía que los abortos espontáneos eran tan comunes, porque no hablamos de ellos", asegura Michelle Obama en la entrevista grabada con el programa 'Good Morning America' que se emite íntegra este domingo. "Esa es una de las razones por las que creo que es importante hablar con las madres jóvenes sobre el hecho de que ocurren abortos involuntarios", añadió la abogada de Chicago, de 54 años. 

La exprimera dama menciona la crudeza de ser consciente como mujer del llamado reloj biológico. “La producción de óvulos es limitada. Me di cuenta de eso cuando tenía 34 y 35 años".  Obama admite que por aquel entonces ella y su esposo debieron recurrir a terapia de pareja.

Tataranieta de esclavo

En su libro de memorias 'Becoming', que llega a las librerías el próximo martes (Plaza y Janes lo publica en castellano con el título 'Mi historia') Michelle Obama cuenta su historia, la de la tataranieta de un esclavo que llegó a ser primera dama del país más poderoso del mundo, un país que mantuvo la segregación racial en su sociedad hasta la década de los 60.

En las 426 páginas del libro, la esposa del presidente Michelle Obama desde el 20 de enero de 2009 hasta el 20 de enero de 2017, deja clara también su aversión por el actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump. "Nunca le perdonaré”, escribe tajante en el libro, por propagar los rumores sobre la legitimidad de la presidencia de Barack Obama basados en que el expresidente no había nacido en Estados Unidos. "Aquello fue una locura llena de mala intención, bajo la que había intolerancia, fanatismo y mucha xenofobia escondida", recuerda Michelle. 

También arremete contra los comentarios de Trump sobre las mujeres y la agresividad verbal y física para "acechar" a su oponente Hillar Clinton cuando se enfrentaron en las elecciones presidenciales del 2016. También recuerda cómo reaccionó Trump la noche en que supo que reemplazaría a su esposo al frente del despacho oval "y trató de "bloquearlo todo".

Como una estrella de rock

Michelle, que pasó este verano unos días en Mallorca de vacaciones, se va a embarcar este otoñó en una larga campaña de promoción de su libro. Pero nada de ir a las librerías. Ella va a llenar estadios bajo el título 'Becoming. Una conversación íntima con Michelle Obama'. Se trata de una gira producida por Live Nation, la compañía de eventos que monta conciertos de la talla de Rihanna y Katy Perry. Comienza en Chicago el próximo martes y después recorrerá Los Ángeles, Washington, Boston, Philadelpia, Brooklyn, Detroit, Denver y San José.

JOIN ME ON MY BOOK TOUR! www.becomingmichelleobama.com #IAmBecoming I’m from the South Side of Chicago. I went to Princeton and Harvard. I’m a wife, a mother, a daughter, and a sister. I’ve been a lawyer, a nonprofit leader, a hospital executive, and First Lady of the United States. I like to call these my “stats” – the shorthand we all seem to default to whenever we tell our stories. Where are you from? What do you do? What school did you go to? As I’ve written my memoir, BECOMING, I’ve spent a lot of time thinking about my story, mining it for the kinds of details I’d usually just brush off or even forget about—the narrow taillights of my father’s car, a talk with my mother on a drive home, the heat of my daughter’s forehead when she ran a fever. And in doing so, I’ve realized that those surface-level “stats” don’t really tell my story at all. This fall, I’d like to share that fuller story with all of you on my book tour. It’s the story of my humdrum plainness, my tiny victories, my lasting bruises, my ordinary hopes and worries. It’s the story of who I am, truly, and I’m proud of it—blemishes and all. Go to BecomingMichelleObama.com to find out where I’ll be and how to get tickets. #IAmBecoming I hope to see you somewhere along the way!

Una publicación compartida de  Michelle Obama (@michelleobama) el 

"He pasado el último año y medio reflexionando sobre mi historia tan profunda y honestamente como pude, y ahora estoy emocionada de viajar por el país y hacer lo mismo con los lectores este otoño", asegura Michelle en la presentación. Las entradas -las más baratas a 29,50 dálores–  se agotaron nada más ponerse a la venta.