Ir a contenido

EN LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID

Lucía Bosé, a juicio por apropiarse de un 'picasso'

Vendió en una subasta una obra que pertenecía a una empreada suya

El Periódico

Lucía Bosé.

Lucía Bosé. / EFE / PABLO MARTÏN

La Audiencia Provincial de Madrid juzgará el próximo lunes Lucía Bosé por un delito de apropiación indebida. Acusan a la matriarca del clan Bosé de quedarse con un dibujo de Pablo Picasso que pertenecía a una empleada suya que falleció y posteriormente subastarlo junto a otras piezas en Londres. El dibujo alcanzó un valor de 198.607 euros.

La Fiscalía de Madrid solicita una pena de dos años de prisión y una multa de ocho meses con cuota diaria de 20 euros, además de la correspondiente indemnización a la persona perjudicada que, en este caso, sería para las herederas de la fallecida, sus sobrinas Remeidos y María Pilar.

La acusación sostiene que Remedios T.M. fue empleada doméstica de Lucía Bosé durante 50 años y vivía en su domicilio de Madrid, hasta que falleció el 5 de abril de 1999. Remedios tenía todas sus pertenencias en el domicilio de la actriz, entre las que se encontraba un dibujo de Pablo Ruiz Picasso titulado 'La Chumbera', con una dedicatoria en la parte posterior "para Reme" y la fecha 16-2-63. La Chumbera era el apodo que tenía Reme.

El fallido Museo de Los Ángeles

La relación entre la actriz, de 87 años, y el pintor malagueño, al que le fascinaban los toros, fue muy cercana. En 1958, Picasso entabló una estrecha amistad con el torero Luis Miguel Dominguín, con quien Bosé estaba casada. Disfrutaron de muchas vacaciones juntos en España y Francia y fue el padrino de su hija pequeña, Paola.

Fruto de aquella amistad, Bosé posee una colección de 'Picassos' entre los que se encuentran cerámicas, grabados, dibujos y collages, parte de la cual vendió el 25 de junio de 2008 a través de la casa de subastas Christie's de Londres. Según dijo la intérprete, los beneficios de la subasta de las obras, 40 en total, los destinó al Museo de Los Ángeles que ella misma fundó en la ciudad segoviana de Turégano y que actualmente está cerrado.

Según la Fiscalía, la acusada se apropió del dibujo y jamás entregó el dinero logrado en la subasta a los herederos de Remedios, sus sobrinas Remedios y María Pilar.